martes, 14 de junio de 2016

PhotoEspaña: entrevista al artista Víctor Alba

El Centro de Arte Tomás y Valiente acoge un nuevo proyecto durante el festival PhotoEspaña. Se trata de Symbiosis Naturae, una exposición que muestra la última colaboración de Irene Cruz y Víctor Alba.

Ambos artistas han unido diferentes medios como la pintura, la fotografía, el videoarte, la instalación o la performance para crear una serie de imagenes potentes y mágicas. En ellas se mantienen los recursos habituales de la obra de Irene (naturalezas salvajes, personajes sin rostros, luces melancólicas), actualizados con los colores y las pinceladas tan caracteristicos en la pintura de Víctor. ¿Su objetivo? Intentar "transportarnos a ese momento casi místico del (re)encuentro con uno mismo" y reflexionar sobre nuestra memoria, sobre nuestro origen, sobre las huellas del pasado. Tal como escribe Noemí Méndez con motivo de la exposición: 

"Con la naturaleza siempre protagonista silenciosa de sus investigaciones, representada en campiñas, lagunas y con una luz melancólica plagada de matices de ensoñación, nos remiten a un intento de perpetuar cualquier instante en nuestra memoria, analizado con lentitud y reflexión. Paradójicamente, Irene y Victor nos aportan una enseñanza superior: el fin de las cosas es el comienzo de las nuevas, y el avanzar de la vida nos traerá el fin de estas también y el ir hacia el futuro, quizás no signifique evolución, quizás la evolución esté en volver al principio de todo, al origen, y comprender así cada detalle de cómo todo sucedió."

¿Os interesa saber más? Hoy hablamos con Víctor para que nos cuente detalles sobre su pasado, su colaboración con Irene y su futuro.

Víctor Alba en la 
inauguración de Symbiosis Naturae
© Irene Cruz

Hola Víctor. Para empezar, cuéntanos cuándo nació tu interés por las artes visuales y cómo supiste que el arte era tu vocación.

¡Hola! El interés por las artes visuales ha sido algo que ha formado parte de mí desde pequeño. Siempre estaba dibujando, creando formas con todo lo que me encontraba, pensando bromas, inventando juegos… Siempre he tenido una necesitad de crear. Me aburría lo que hacía todo el mundo y me lo pasaba pipa encontrando mi lugar.

¿Por qué elegiste la pintura como medio expresivo?

La pintura para mí lo es todo. Es un medio en el que queda todo, lo inmediato e inconsciente y lo reposado y buscado. Es también el medio de expresión más antiguo junto a la música de percusión, y eso es una evidencia de que es algo visceral que todos llevamos dentro. La conexión cerebro-mano es mucho más directa, honesta y sincera que cualquier otra. Ya sea con un pincel o tocando un piano, el resultado siempre tendrá algo biográfico del instante; y en un mundo cada vez más robotizado, controlado y frío, la pintura te da esa humanidad y vida que busco.

Has estudiado en Salamanca, Valencia y Belgrado. ¿Qué te has llevado de cada ciudad?

Gran pregunta. Son tres ciudades fascinantes, pero muy diferentes:
  • Salamanca es la ciudad más bonita del mundo. Sí o sí. Pasear por su casco antiguo es respirar magia, es respirar belleza, te aporta un bienestar y un placer estético únicos. Las personas de allí son abiertas, amables, acogedoras... Y el ambiente de Salamanca no tiene comparación.
  • Belgrado es una ciudad fantástica. Bueno... Serbia en sí. Era un lugar tan desconocido que todo eran sorpresas para bien. Si me tengo que quedar con algo de allí es con la calidad humana: muy buenos anfitriones, enamorados de su país (y no es para menos), acogedores, honestos, divertidos… Tenemos mucho en común.
  • Y Valencia, una ciudad perfecta para vivir. El clima es insuperable, y es una ciudad cómoda, en la que hay de todo.
¿Cuáles son tus influencias más directas? ¿Qué elementos o artistas te inspiran?

Mis influencias son muy diversas, pero tengo una conexión especial con Willem De Kooning, Cy Twombly y Anselm Kieffer. 3 grandes artistas, 3 inventores de pintura.

Acabas de crear un nuevo proyecto junto con Irene Cruz, Symbiosis Naturae. ¿Qué tal ha sido la experiencia de trabajar con ella?

Trabajar con gente siempre es positivo porque se aprende de todo. Ver de cerca otros puntos de vista y diferentes formas de afrontar tu relación con tu propia obra te ayuda a crecer como persona, algo vital para crecer como artista. Todo se refleja en la obra y su evolución, ya que ésta es un cuaderno de bitácora de nosotros mismos.

Víctor Alba e Irene Cruz trabajando 
en la instalación de su exposición.

Ambos trabajáis con dos medios distintos: ella con la fotografía y tú con la pintura. ¿Con qué dificultades os habéis encontrado a la hora de combinar ambos medios?

Pues creo que dificultad ninguna (por lo menos por mi parte). Yo ya había intervenido fotografías en una etapa anterior, y quería retomarlo, pero sin que fuese algo tan simple como fotografías retocadas. Quería introducir la pintura previa a la foto y crear un juego de temporalidad.

Además habíamos hablado mucho sobre el concepto y el proceso del proyecto, y las posibles dificultades las habíamos resuelto con antelación. Es un trabajo bastante madurado.

Presentáis este proyecto en el Centro de Arte Tomás y Valiente durante el festival PhotoEspaña. ¿Qué podremos encontrarnos?

Symbiosis Naturae es un proyecto en las que conviven varias disciplinas artísticas en diferentes soportes. Desde la acción performática realizada con bodypainting, hasta su consecución en un soporte fotográfico con pintura.

Lo más bello de la exposición es esa convivencia de dos artistas en un mismo proyecto, y que al tener una temporalidad con varias etapas, se juega con el espectador. Este instintivamente intenta adivinar el proceso haciéndose la pregunta de “¿qué vino antes el huevo o la gallina?” entre la fotografía y la pintura.

Symbiosis Naturae 
en Centro de Arte Tomás y Valiente.

Y por último, ¿qué otros proyectos tienes en mente para el futuro?

Ahora mismo estoy ultimando los detalles de una exposición individual que se inaugura este mismo 21 de junio en Cantabria y cuyo eje central es un paisaje con un árbol, que repito hasta la saciedad, siempre de manera diferente, con lo que pretendo evidenciar el devenir (si queréis os cuento más sobre este proyecto otro día…).

¡Mil gracias Víctor!
Si queréis saber más sobre él, podéis visitar su página web 
pinchando AQUÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario