domingo, 15 de marzo de 2015

La agenda revuelta: del 15 al 31 de marzo

Me da la sensación de que el tiempo pasa cada vez más rápido. Hace nada comenzaba el año y ya estamos a mediados de marzo… Ha pasado todo en un abrir y cerrar de ojos. Aun así hay que aprovechar que la primavera ya esta aquí y por ello os quiero recomendar una serie de actividades para los próximos 15 días. Espero que estos eventos os gusten. 

Artificial Nostalgía (2014)
de Stéphanie Saadé.

EXPOSICIONES

Exposición Art Faces. Retratos de artista en la Colección Würth.
Lugar: Museo Würth, La Rioja.
Fechas: del 20 de marzo al 13 de septiembre.
Más información AQUÍ

Exposición Un reclamo particular a la verdad de Almudena Lobera.
Lugar: galería Arróniz, México D.F.
Fechas: hasta el 18 de abril.
Más información AQUÍ

Exposición Actos tectónicos de duda y deseo de Jose Dávila.
Lugar: galería Travesía Cuatro, Madrid.
Fechas: hasta el 30 de abril.
Más información AQUÍ

Exposición Prólogo.
Lugar: espacio La Gran, Valladolid.
Fechas: hasta el 2 de mayo.
Más información AQUÍ

Exposición Disciplina de nostalgia de Stéphanie Saadé.
Lugar: galería Adhoc, Vigo.
Fechas: hasta el 8 de mayo.
Más información AQUÍ

FORMACIÓN

Curso de Fotografía Artística Contemporánea.
Lugar: online.
Fechas: del 19 de marzo al 16 de abril.
Más información AQUÍ

Masterclass de Alberto García Alix.
Lugar: Museo de Arte Contemporáneo, Alicante.
Fecha: 20 de marzo.
Más información AQUÍ.

Curso de Experto en Educación y Mediación Cultural.
Lugar: Factoría de Arte y Desarrollo, Madrid.
Fechas: del 20 de marzo al 14 de noviembre.
Más información AQUÍ

Taller Dibujos, Fanzines y Collages.
Lugar: espacio Serendipia, Madrid.
Fecha: 28 de marzo.
Más información AQUÍ

IV Curso de comisariado. Prácticas para un proyecto expositivo.
Lugar: Centro de Arte Contemporáneo, Málaga.
Fecha: hasta el 2 de junio.
Más información AQUÍ

OTROS EVENTOS

Festival de Cine Africano.
Lugar: Córdoba.
Fechas: del 21 al 28 de marzo.
Más información AQUÍ.

CreaVa 2015.
Lugar: Valladolid.
Fechas: hasta el 29 de marzo.
Más información AQUÍ

IV Encuentro de Iniciativas Emprendedoras Culturales y Creativas.
Lugar: Universidad Rey Juan Carlos, Campus Vicálvaro, Madrid.
Fechas: del 24 al 26 de marzo.
Más información AQUÍ

miércoles, 11 de marzo de 2015

Entrevista … a la artista Arantxa Boyero

Hoy os quiero presentar a otra artista que ha participado en la segunda edición de La New Fair. Se llama Arantxa Boyero y ha querido hablarnos de su trabajo e influencias en la siguiente entrevista. ¡Espero que os guste!

Para empezar, nos gustaría saber de dónde vienes y cuándo empezaste a interesarte por el arte.

Soy de Mallorca pero me fui a Madrid en el 2007 para realizar el master de Fotografía Itinerario, Concepto y Creación de EFTI. Desde entonces vivo aquí y mi forma e intenciones a la hora de trabajar han cambiado. He descubierto y potenciado el carácter performativo de mi trabajo.

Pero hago fotos desde siempre. De hecho, he respirado el medio desde pequeña, ya que mi madre es fotógrafa. Hace unas semanas mostré mi primer carrete en la feria de Jäälphoto, hecho cuando tenía 7 años y hacía fotos de bodegones con plantas, juguetes y animales, además de retratos de todas las mujeres de mi familia.

Bodegón V (2010).

A lo largo de tu carrera has trabajado con fotografía, video y performance. ¿Qué es lo que más te atrae de estos medios de expresión?

Denomino a todos mis proyectos mini acciones independientemente de la técnica que utilice. Últimamente estoy trabajando, por ejemplo, con diferentes objetos, ya que la fotografía en muchos proyectos no es suficiente para expresar y experimentar lo que busco. Y el vídeo lo suelo utilizar como registro.

A la hora de trabajar, ¿qué elementos o artistas te han influenciado más?

Me interesan las personas, las anécdotas, etc… y me influye lo que me rodea. Hace unos días, por ejemplo, saqué de la biblioteca un libro desacreditado por científicos, La vida secreta de las plantas, y, aunque no lo he terminado todavía, me está encantado.

Me chiflan también los artistas de mi generación aunque cada semana cambio de artista favorito (la de esta semana es Melanie Bonajo). Además, hay dos artista que me gustan desde que era adolescente: Diane Arbus y Vanessa Beecroft.

Márques de Cerralbo (2012).

Y ¿qué temas son los que más te interesa tratar en tus obras?

Trabajo por acumulación de experiencias: lo que leo, lo que oigo, lo que como, lo que veo. Todo lo que vivo se va posando y luego explota. Ahora mismo estoy muy interesada por temas como las relaciones, las tradiciones y la cultura. Trabajo sobre temas universales que todos tratamos de alguna forma e intento llevarlos a mi terreno.

Una de las obras que me gustaría destacar es Rituales para hacer el amor. Cuéntanos un poco más de este trabajo.

Es un proyecto que realicé en el 2012 para exponer en Room Art Fair, una feria en un hotel en la calle Montera de Madrid. La comisaria de nuestra habitación, Carlota Loveart, nos pidió a mis compañeras (Edurne Herrán y Ruth Montiel Arias) y a mi que reflexionáramos sobre la sexualidad. En aquel momento me interesaban las relaciones sexuales en las parejas estables y busqué en internet rituales para atraer el sexo. Los puse en práctica y los registré en formato vídeo. Comí durante una semana todos los alimentos afrodisíacos que me recomendaban en los blogs más raritos que he leído nunca, hice bodegones fotográficos con ellos y documenté todo el proyecto en un diario. Lo pasé muy bien, dio resultado y lo que más me gustó fue la reacción del público. El proyecto generó muchas conversaciones sobre el tema.

Uno de los videos de 
Rituales para hacer el amor (2012).

Este año has sido uno de los artistas seleccionados para exponer en La New Fair. ¿Qué proyecto has presentado?

He presentado un proyecto que he titulado Manta Tropical y se trata de una manta de ganchillo que he realizado yo misma. Mi intención con este proyecto es repartir calor, generar sensaciones y reflexiones. El día de la exposición invité al público a sentarse y cubrirse con ella.

Una vez finalizada la feria, ¿cómo valoras este evento?

Estoy encantada de haber participado. Me gustó la selección de Semíramis y pienso que el equipo de la galería es muy generoso. Es fundamental eventos así para fomentar iniciativas alternativas en la semana del arte.

Jardín (2014).

Por otro lado y aprovechando esta entrevista, nos gustaría saber además qué opinas del panorama artístico actual dentro de nuestro país.

Yo soy muy ingenua y positiva para estas cosas: veo y disfruto. Pienso que Madrid ahora mismo arde y están pasando muchas cosas aunque veces me aburro de ver siempre a los mismos o lo mismo. Me ponen triste muchas políticas y dinámicas de la gestión panorama artístico.

¿Cuáles crees que son las dificultades a las que se enfrenta un creador hoy en día a la hora de desarrollar su carrera?

El tiempo, que nunca es suficiente para mi. Compagino mi labor de artista con la de fotógrafa técnica especializada en arte y patrimonio y este trabajo es mi sustento principal. Sería bonito que todos pudiéramos vivir de esto, pero muchos artistas que admiro no pueden desarrollar sus proyectos plenamente. Están trabajando en lugares como Tiger o de azafatos de congresos, de libreros, dando clases o como camareros.

Mi museo de antropología (2012).

Y para terminar, ¿qué iniciativas o trabajos tienes en mente para el futuro?

Después de una necesitada semana de silencio, he retomado varios proyectos que tenía en marcha. Estoy haciendo vídeos y fotos para mis gatos e investigando sobre el comportamiento de las plantas. Próximamente participaré en varias exposiciones colectivas como Tabula Rasa en Hilvaria Studios en Holanda y el Festival Vidas Cruzadas en la galería Paula Alonso en Madrid.

También estoy cerrando un proyecto de open studio. Hace unos meses que solo tengo una mesa donde trabajo y como, y voy añadir un apartado en mi web para invitar a tomar unas lentejas en mi casa/estudio.

Mil gracias a Arantxa por su tiempo. Si os gusta su trabajo, os recomiendo visitar su página web pinchando AQUÍ.

lunes, 9 de marzo de 2015

Entrevista … al artista Martín Blázquez

A finales de febrero se celebró la segunda edición de LA NEW FAIR, un evento comisariado por Semíramis González y celebrado en el espacio que tiene La New Gallery en Madrid. El objetivo principal de esta cita era "conocer aquellas propuestas de artistas más emergentes sin representación galerística o que no están en el circuito comercial", pero también buscar "crear un nexo de unión entre estos artistas y el ámbito profesional, facilitando el acercamiento no solo al público en general, sino también con críticos, comisarios, prensa, coleccionistas, galeristas, etc."

Este año tan sólo se selecciono el trabajo de 25 artistas y entre ellos destacaría al fotógrafo Martín Blázquez. Hemos podido hablar con él para que nos cuente con sus propias palabras sus ideas, sus influencias y el transfondo de su trabajo. ¡Seguid leyendo!

Silencios (2010)

Para empezar, nos gustaría saber de dónde vienes y cuándo empezaste a interesarte por el arte.

Mi interés por lo artístico viene del entorno que he tenido desde que era pequeño. Muchos de mis amigos de la infancia tenían una característica en común y esa era el interés por aprender nuevas cosas, por hacerse preguntas tanto en el mundo de lo tangible como de lo oculto. Nos interesaban cosas tan dispares como la cábala, las teorías de la evolución o lo mensajes ocultos que podía haber en una fachada gótica. Nos parecía que los objetos tenían un lenguaje secreto. Y eso es algo que nos fascinaba y nos sigue fascinando hoy en día.

¿Por qué decidiste utilizar la fotografía como medio expresivo?

Por la diferencia que hay entre realidad y ficción. Yo quería decir que mis conceptos, aunque intangibles, eran reales, que existían, y la fotografía se adaptó perfectamente a esa premisa.

En otras disciplinas como pueda ser la pintura o la escultura el resultado es algo que, aunque en apariencia puede ser realista, surge de la imaginación del artista. Hay una ruptura entre realidad y representación que puede ser súper interesante pero que para mi obra no encajaría con lo que quiero contar. En el caso de la fotografía, puede que lo que fotografiaste sólo pasara una vez en la vida durante el tiempo que estuvo abierto el obturador y nunca más ocurra. Pero es real y eso es una característica que quiero que tengan mis obras. El espectador ve algo real, que tiene relación con el concepto "verdad".

It (2011)

¿Recuerdas cuál fue tu primera cámara de fotos?

Antes de tener mi primera cámara, ya tenia una idea de que imágenes me interesaban. Es decir, sabía que fotos quería hacer pero no tenia la menor idea de como se usaba una cámara.

Empecé con una canon intermedia. El medio digital hace que aprendas rápido: ver en el visor la imagen que acabas de hacer y comprobar si es lo que buscabas en una gran herramienta. Si no te gusta la puedes repetir hasta que el resultado sea el que quieres. Lo importante en esto es nunca conformarte con algo que este "más o menos bien". La imagen final tiene que ser impecable en todos los sentidos. Da igual el tiempo que tardes o si tienes que volver al día siguiente en busca de la luz perfecta. La mayor satisfacción es conseguir la foto que tienes en mente. 

A la hora de trabajar, ¿cuáles son tus influencias más directas? ¿Qué otros creadores y elementos te inspiran?

Hay varios artistas que me interesan, con los que disfruto y aprendo viendo sus trabajos. Anish Kapor, Juan Muñoz, John Baldessary, Roland Fischer, Louise Bourgeois y Yayoi Kusama son solo algunos nombres que me vienen ahora a la cabeza entre varios a los que sigo/he seguido y respeto profundamente.

Respecto a las influencias, en mi caso también vienen de otras disciplinas como pueda ser el cine, la música o la lectura. Ridley Scott, Stanley Kubrick o Wong Kar-wai son directores que han sido claves, me han hecho pensar mucho en mi concepto de "representación" y puedo afirmar que mis fotos no serian igual sin ellos y sus películas. A Humberto Eco también le metería en la categoría de influencia directa.

Una de las obras que me gustaría destacar es Undisturbed. Cuéntanos un poco más de este trabajo.

Quería hablar de la capacidad del ser humano a la adversidad y elegí Chicago en invierno como marco para contarlo. Encontré un silencio visual que nunca antes había experimentado en unos paisajes por debajo de los 20°C y donde la gente hace su vida normal. Lo más interesante del medio fotográfico es que las imágenes tienen su propio lenguaje y te cuentan cosas que no se pueden decir de otra manera. En una fotografía lo que ves es parte del mensaje. La otra parte a veces se extiende mas allá de nuestra capacidad para explicarlo con palabras.


Fotos de la serie Undisturbed (2010)

También me gustaría destacar Convergence. ¿Cómo surge este proyecto?

Se basa en el concepto de profundidad y superficie que tienen los objetos. Partiendo de una idea del filósofo Ortega y Gasset, busque imágenes que aisladas de su entorno resultaran bellas, interesantes y que estuviesen dotadas de profundidad, característica que no es común a todas las cosas que nos rodean.  Doté a esas imágenes de una abstracción geométrica para que fueran "bellas" pero sin saber explicar porqué. Pueden parecer sacadas de diseño gráfico, pero el hecho de que sea fotografíen las dota de sinceridad.

Algunas veces, cuando escuchamos la palabra "belleza", nos suena a algo frívolo pero creo que su búsqueda tiene implicaciones mucho más profundas. Es algo que define mis aspiraciones e ideales tanto como artista como persona. Platón dijo que la belleza es el esplendor de la verdad.


Fotos de la serie Convergence (2006)

Has retratado también la arquitectura de varias ciudades. ¿Qué es lo que más te atrae de los edificios?

El trabajo que hice en septiembre del 2011 en NY se basa en despojar a la ciudad de su tridimensionalidad y crear a partir de ella un background. Los edificios se convierten en el fondo de un teatro en la que los seres humanos pasamos nuestra existencia y que permuta y evoluciona cada vez que nosotros o cada persona de nuestro entorno cambia de posición o de perspectiva. Eso hace que ese fondo tenga infinitas posibilidades visuales e incontables realidades que cambian a cada instante. Esta idea origina que se distorsione la esencia de como percibimos nuestro entorno y lo hace compatible con las nuevas corrientes de pensamiento en las que se habla en que nuestra existencia se halla en una especie de realidad virtual de colosales dimensiones.

NY (2011)

El trabajo que hice en febrero del 2012 en Miami es completamente diferente al anterior. Se basa en dotar a la realidad de abstracción, seria una evolución de la serie Convergence pero donde cuento que sólo hace falta mirar en la dirección adecuada para sorprenderte con algo bueno. Y esto es válido para varias facetas de la vida.

Miami (2012)

Este año has sido uno de los artistas seleccionados para exponer en La New Fair. ¿Qué proyecto has presentado?

La isla roja se basa en el concepto del Éxodo pero no solo en su significado de "escape", si no como experiencia por la que de forma natural pasa el ser humano. Y de como en la forma que superamos una frustración o un fracaso nos hace más libres. Las imágenes fueron tomadas en Al Jazirah al Hamra, una ciudad a las orillas del Golfo Pérsico que fue construida y abandonada en varias ocasiones. En Al Jazirat Al Hamra había cientos de casas, 9 mezquitas, escuelas y hasta una cárcel donde se encerraba a los ladrones de camellos. La ciudad, moldeada de mil y un materiales de mil épocas diferentes, hacía convivir el adobe, el barro, la arcilla, la arena, la piedra y el coral con la misma armonía con la que realidad y fe se fundían en las leyendas que, contadas de padres a hijos, han llegado a nuestros días.

Las fotografías persiguen una idea poética de la ruinas y nos hablan que la ilusión y la constancia  son unas buenas bases para nuestra existencia.

Una vez finalizada la feria, ¿cómo valoras este evento?

La New Fair es la demostración de que hay mucha gente haciendo buenas propuestas y que gracias a estos eventos se les ofrece visibilidad. También no da la  posibilidad de que, como espectadores, podamos ver cosas interesantes fuera de los circuitos más maduros. Mi valoración es más que positiva.

Por otro lado y aprovechando esta entrevista, nos gustaría saber además qué opinas del panorama artístico actual dentro de nuestro país.

Goza de plena salud. Las nuevas generaciones tienen mucho que contar e interpretar y todos los medios a su alcance. Vienen con una fuerza y una energía que me encantan. Y son muy libres.

¿Cuáles crees que son las dificultades a las que se enfrenta un creador hoy en día a la hora de desarrollar su carrera?

Creo que en cada época ha tenido su propias dificultades a la hora de crear y de desarrollar una carrera. Esta que vivimos tiene las suyas propias aunque no creo que sea más difícil proponer ideas interesantes ahora que hace 50, 100 o 200 años. La ilusión y la constancia puede con todo. También opino que cuando apuestas por eso no sabes ni te puedes hacer ilusiones con la repercusión que van a tener tus obras, porque es algo que no depende de ti. Lo que si puedes hacer es que tu trabajo sea lo mejor que puedas y que de tu paso por este mundo queden cosas que cuando alguien en el futuro las vea piense en algo bueno o le produzca "simplemente" placer estético.

Bokor (2013)

Y para terminar, ¿qué iniciativas o trabajos tienes en mente para el futuro?

Llevo tiempo pensando  en buscar una alegoría sobre la necesidad ancestral del hombre de dotarse de una espiritualidad. Un concepto de espiritualidad sin delimitar pero con un sentido más amplio al de religión y al de dogma y más cercano al misticismo, a la gnosis y a la atracción del ser humano de dar un sentido más amplio, más profundo y más trascendental a su propia existencia.

De manera atávica y con la misma naturalidad con la que comemos y respiramos, reconocemos como esencial un vinculo que nos eleva y nos une a algo superior, ya esté este “Algo” fuera o dentro de nosotros. Con ese mismo vinculo dotamos de algunos lugares con la metáfora del más allá.

Existen lugares que unidos a  ciertos números “mágicos”, ciertas proporciones y a unos misteriosos espacios anclados en el tiempo llevan al espectador a un acercamiento fronterizo entre lo que somos y aquello que anhelamos y a recordarnos que solo hay que mirar dentro de nosotros para recordar la insistente necesidad del ser humano al Conocimiento.


Muchas gracias a Martín por su tiempo. Si queréis saber más de él, visitad su página web pinchando AQUÍ.

viernes, 6 de marzo de 2015

ARCO #2: opiniones de varios profesionales


Si hace ya unos días publique un pequeño artículo con reflexiones personales sobre ARCO, hoy quiero mostraros las opiniones y sensaciones de una serie de profesionales sobre la feria. En total son cinco nombres que destacan, por alguna razón, entre la nueva generación dedicada al sector cultural:
  • Semíramis González (comisaria, crítica de arte y blogger).
  • Marta Lorenzo (community manager y blogger).
  • Nicola Mariani (crítico independiente, blogger y community manager).
  • Emma Trinidad (historiadora del arte especializada en museología).
  • Sara Torres (editora de Plataforma de Arte Contemporáneo –PAC–).
Todos ellos han sido tan amables de responder a una pequeña encuesta y sus respuestas las he organizado en cinco secciones. ¡Leed y disfrutad!

# 1: VALORACIÓN GENERAL.

En primer lugar, preguntamos a cada uno de los protagonistas de este artículo cuál ha sido su valoración general sobre ARCO.

Empecemos por la gestora cultural Semíramis González, a quien le ha gustado bastante esta edición de la feria. De hecho cree que, pese a la crisis y la situación difícil en España, “ARCO ha sabido aguantar el tipo y presentar, este año, una edición interesante y de calidad.

Marta Lorenzo tiene también una opinión de la feria “muy positiva”: menciona que otros años ha visto una feria difusa, pero en este edición “se notaba un trabajo global de curadoría sobre que se quería exponer, abundando mucho la pintura y con propuestas menos arriesgadas. Sara, editora de PAC, comparte la misma opinión y dice que este año se ha encontrado “con unas propuestas artísticas muy equilibradas e interesantes, aunque marcadas por una tendencia artística bastante conservadora.”

Por otro lado, la historiadora del arte Emma Trinidad tiene “la sensación de haber visitado una edición de ARCO más cómoda, fácil de visitar y con mayor coherencia respecto a lo que algunas ferias nos tienen acostumbrados. Un modelo de feria que ciertamente se define y se asienta.” Pero al igual que Marta y Sara siente que esta edición ha sido “bastante convencional y moderada en cuanto a riesgo artístico.” Aunque cree que esto no debe sorprendernos: “la actitud más o menos conservadora de todos los agentes que participan en la feria refleja en cierto modo el contexto en el que se inscribe. Posiblemente fuera necesaria una edición sosegada como esta para retomar confianza e iniciativa.”

Por su parte, Nicola dice que ha encontrado “una feria sólida y muy bien estructurada, con un alto nivel de la oferta y un claro corte comercial, en el sentido de que se percibía claramente que todo estaba organizado para que las compra-ventas de obras se realizaran en las mejores condiciones posibles.” Y es que, como escribió Rosa Olivares hace tiempo, una feria es una feria y Nicola es muy consciente del fin comercial de este tipo de eventos. Sin embargo, este blogger reconoce que en general echa de menos “alma y frescura. Y no me refiero a artistas y fenómenos “emergentes”, que para ello hay cada vez más contextos expositivos y feriales. Hablo más bien de riesgo, de emociones… de marcar tendencia. Lo veo todo muy institucionalizado, globalizado, seguro, casi diría académico. Al fin y al cabo los artistas que me gustan en ARCO son los que me gustan siempre, los que ya conozco. No encuentro preguntas en el arte que he visto este año, sólo confirmas y repeticiones.”

# 2: LO MEJOR DE LA FERIA.

Tras escuchar las valoraciones generales, hemos querido saber qué ha sido lo mejor de ARCO según los encuestados. Mientras Sara destaca “la mayor apuesta, aunque aún sea muy escasa, por las piezas de videoarte”, Semíramis cree que lo mejor ha sido la apuesta de algunas galerías “por gente muy joven y con buenos proyectos, como Ponce+Robles con Irena Grau o L21 con Cristina Garrido.”

Emma dice que este año le ha gustado percibir cierto aire fresco en la feria: “celebró la presencia de galerías nuevas que se han incorporado por primera vez como L21 de Palma de Mallorca y Madrid, Sabrina Amrani de Madrid o la Kubik Gallery de Oporto. La participación de galerías jóvenes conlleva una mayor presencia de talentos emergentes. Creo que la convivencia entre el artista joven y el artista consagrado es una apuesta de futuro.” Y añade lo siguiente: “en cierto modo el programa Opening y Solo Projects aportan bastante frescura a ARCO, y han sido estos dos espacios los que con más interés he visitado. Esto junto a la cada vez mayor presencia del arte latinoamericano es lo que más me ha gustado.”

Marta comenta que lo más destacable para ella ha sido “el balance entre galerías extranjeras y españolas, mucho más compensado que otros años.” También destaca el trabajo de diversos espacios españoles, “desde las galerías de toda la vida con sus vanguardias como Leandro Navarro o Guillermo de Osma hasta las jóvenes generaciones con Maisterravalbuena.” Y no se olvida de Latinoamérica: “creo que esta edición con Colombia como país invitado ha dado mucho juego para crear diálogo entre instituciones, galerías y visitantes.” 

Por último, Nicola destaca sobre todo el lado más social de ARCO: comenta que lo que más le ha gustado ha sido “(re)encontrar a muchísimas personas (artistas, galeristas, comisarios y otros profesionales del sector) con los cuales estoy en contacto durante el año pero con los que no suelo coincidir a menudo en persona. He tenido la posibilidad de hablar muchísimo, intercambiar información y opiniones, comprar libros y revistas, conocer proyectos nuevos, plantear colaboraciones, reír mucho... En fin, que me lo he pasado muy bien. En este sentido, ARCO es una cita imprescindible para los que se dedican de una forma u otra al arte contemporáneo (y al arte en general).”

# 3: LO PEOR DE LA FERIA.

Es esencial saber también qué ha sido lo peor de la feria este año. Semíramis tiene clara la respuesta: no le ha gustado “el mal periodismo que busca la polémica fácil y rápida en vez de profundizar y destacar piezas interesantes, que acerquen el arte contemporáneo al público general.”

Emma comparte esta opinión: “un año más vemos como se hacen noticias, incluso reportajes, de la anécdota, descontextualizando la creación contemporánea y ridiculizándola. Esta manera de comunicar es muy dañina y causa un problema enorme en la sociedad, pues fomenta el desconocimiento y la falta de respeto”. Pero esto no es lo único que rechaza Emma de esta edición: “tampoco me gusta ver año tras año el mismo Susy Gómez o el mismo Cruz-Díez. Puede que no se trate del mismo, pero sí de uno muy parecido. Me resulta bastante aburrido y considero que la imagen que se proyecta es la de un mercado estático que se vive empeñado en los mismos parámetros.”

Sara opina parecido y cree que lo peor es “la falta de sorpresa, de provocación, de descubrir algo desconocido que captara mi atención.” Y esa falta de sorpresa la ha notado también Nicola, a quien no le ha gustado “la ausencia generalizada de la fotografía y del video.” Aunque había algunas obras de new media, al italiano le pareció que visitar la feria era "como haber hecho un sorprendente viaje hacia atrás en el tiempo. En este sentido, quedé bastante disgustado. Tuve la sensación de estar viendo una feria, o más bien un museo, de hace unas décadas. Mucha pintura, escultura, dibujo etc… La fotografía y el video fueron los grandes ausentes y creo que hoy en día esta ausencia se nota mucho. La considero fuera de la realidad, fuera del tiempo. Tal vez desde un punto de vista comercial tenga sus validas explicaciones y no entro en la evaluación de estos criterios. Pero desde el punto de vista crítico me parece totalmente inaceptable. Es un hecho anacrónico, demasiado conservador.”

Por último, Marta tiene clara su opinión: “lo que menos me gusta, la verdad, es el recuerdo agridulce con el que me quedo todos los años. Es cierto que, como en todo, hay gustos distintos y, por ello, propuestas con las que me identifico más y con las que menos pero, la cantidad de gente que hay en los últimos días de la feria no me parece la mejor manera de ver / disfrutar del arte contemporáneo. Soy consciente de que ARCO no es un museo pero sí un referente para que los profesionales veamos el pulso que están tomando las artes ahora. Por ello, y aunque hay días profesionales con menos aglomeraciones, echo de menos ARCO como un lugar de respeto hacia el arte y no como un escaparate como suelo percibirlo en los grandes medios. Todo ello, sin obviar, que la feria es un gran ego, donde sí eres alguien en el mundo del galerismo, artista, coleccionista o gestor cultural, parece que debes "sobreaparentarlo" y ¡me parece terrible!.”

# 4: ARTISTAS Y GALERÍAS MÁS DESTACABLES.

También he querido preguntar a cada uno de los entrevistados cuales han sido los artistas o galerías que más destacarían y sus respuestas han sido muy variadas.

Para empezar, Marta comenta que, aunque este año ha disfrutado especialmente con muchas obras pictóricas, se queda con las pocas “obras new media que había (es decir, con obras tecnológicas o que utilizan los nuevos medios). Artistas como Daniel Canogar, Eugenio Ampudia o Lozano Hemmer están entre mis preferidos.” Añade, además, que “la galería Max Estrella es de las pocas en España que está especializada en este tipo de piezas. En la feria también la Galería Bitforms de NY trajo una buena representación de lo que se está haciendo cuando el mundo del arte y la tecnología se encuentran.”

Por otro lado, la propia Semíramis menciona que, además de los buenos proyectos de Ponce+Robles y L21, también le gustaron mucho los stands de varias galerías de Brasil: “me da la sensación que Brasil está un paso por delante y en la feria se atrevían con propuestas de lo más experimentales.

En cuanto a Sara, le han parecido muy interesante las propuestas presentadas por dos galerías. Por un lado, menciona a “la galería Mario Sequeira con su Solo Show del artista Julian Opie, mostrándonos un completo conjunto de la producción del artista englobando sus  animaciones, pinturas y esculturas.” Por otro lado, señala también el stand de “la galería Carlier | gebauer, que nos daba la oportunidad de acercarnos a la obra del artista Richard Mosse, piezas de una gran belleza  pero que esconden una mirada crítica sobre los escenarios afectados por conflictos sociales.”

Emma destaca “la propuesta de la galería Altxerri con Esther Ferrer, muy coherente, conceptual, muy esther ferrer pero al mismo tiempo con mucha energía. No solo porque sea la artista del año, es que Esther Ferrer tiene mucho que aportar a la creación contemporánea.” Aunque también menciona a la artista brasilera Anna Maria Maiolino en la Galería Raffaella Cortese: “creo que merece la pena revisar ciertas prácticas latinoamericanas de la segunda mitad del siglo XX, y para ello esta artista me resulta imprescindible.

Por último, Nicola destaca principalmente a una creadora alemana: “a parte de algunos artistas que siempre me gustan y cuyo trabajo he tenido el placer de ver un año más en ARCO, como Hisae Ikenaga, Javier Garcerá, Alicia Martín, Eugenio Ampudia, Enrique Marty, Marlon de Azambuja, Alain Urrutia, Daniel Canogar, Sylvie Fleury, Esther Ferrer y muchos más que podría nombrar, quiero destacar especialmente un nombre:  Barbara Probst. Su doble instalación fotográfica en el stand de la galería KUCKEI + KUCKEI de Berlín me ha gustado muchísimo. Creo que es uno de los pocos nombres que me he apuntado este año en la libreta, por el gran valor artístico de su propuesta y por su manera original de utilizar el medio fotográfico. Viendo su trabajo, el interruptor emocional se me ha activado enseguida.”

# 5: EVENTOS PARALELOS.

Para terminar la encuesta, he querido preguntar a los entrevistados qué otros eventos celebrados a finales de febrero les ha gustado visitar. Emma comenta que no ha visitado ninguna de las otras ferias celebradas en paralelo a ARCO por una razón destacable: “no tanto por una falta de interés, como por evitar la carrera por querer verlo todo, querer estar en todo. Me parece muy importante que otras ferias y eventos coexistan con ARCO, pero también debemos considerar que el arte contemporáneo está ahí el resto del año.”

Los otros cuatro profesionales han dado varias respuestas. Semíramis y Marta han destacado, entre todos los actividades del calendario, un evento organizado por segundo año consecutivo y comisariado por la propia Semíramis en Madrid: La New Fair. Gracias a esta feria celebrada en La New Gallery, 25 artistas sin representación galeristica han podido vender sus piezas directamente al público.

Semíramis y Sara también han mencionado Casa de Leibniz, una exposición que ha mostrado “propuestas muy interesantes de los artistas Antonio Fernández Alvira, Andrés Pachón, Elena Alonso, Saelia Aparicio, entre otros” según la editora de PAC. Sara recomienda también la exposición colectiva Hostel Art en THE HAT, “que presenta la obra de 14 artistas emergentes, entre los que se podría destacar a Carla Andrade, Julio Sarramián, Fernando Maselli, E1000, Kaufman… El proyecto reflexiona sobre dos conceptos principales del Hostel, por un lado sobre la figura del viajero y por otro sobre el concepto de reutilización y reciclaje.”

Por último, Nicola ha sido el que más eventos ha propuesto. A parte de mencionar también La New Fair y Casa Leibniz, ha recomendado otros dos eventos celebrados en las mismas fechas:
  • Por un lado, ha nombrado una de las ferias satélites de ARCO: “se trata de Art Madrid, que este año ha celebrado su X aniversario, una etapa muy especial dentro de su trayectoria. Incluida dentro del Programa Paralelo de la feria, y hasta el próximo 31 de marzo, se podrá visitar la exposición LIMEN. En el umbral, de la que soy comisario y que presenta el trabajo de cuatro de los nombres más destacados y con mayor proyección de la fotografía española actual: Karina Beltrán, David Catá, Irene Cruz y Victoria Diehl.”
  • Por otro lado, también destaca la buena labor que ha hecho este año el nuevo Director Artístico de la feria JustMad, Gregorio Cámara: “tras un par de ediciones algo decepcionantes, la feria parece ahora haber retomado un rumbo algo más consciente de lo que quiere ser y hacia adonde quiere ir. Lo cual deja muy buenas esperanzas para el futuro de una feria que en sus primeras ediciones me había realmente fascinado por su novedad y por su capacidad de conectar con la actualidad de la creación artística."
Agradezco muchisimo a todos los encuestados su tiempo y disposición a la hora de contestar todas las preguntas. Ahora solo habrá que esperar otro año para volver a disfrutar de nuevo de todas las ferias que anualmente conquistan la capital.