viernes, 30 de octubre de 2015

Entrevista… al artista KAUFMAN

Escuche por primera vez el nombre de James Marr (1975) hace tan sólo unos años, en una cena con un amplio grupo de amigos en el centro de Madrid. Uno de los presentes, ya con los postres en el plato y con varias copas de vino encima, empezó a hablarnos de artistas casi desconocidos para el gran público cuyas obras le habían influenciado de alguna u otra manera. Aunque la lista era extensa, me acuerdo tan sólo de dos o tres nombres y, sin duda, Marr era uno de ellos. 

Más conocido como Kaufman, el británico se ha convertido en una de las promesas del arte urbano en la actualidad y ha participado en poco tiempo en varias exposiciones y ferias de arte, en muchas ocasiones de la mano de Plataforma de Arte Contemporáneo (PAC). Su estilo se ha convertido casi en una seña de identidad, en una firma reconocible, personal y particular que deja huella en cualquier espectador. Sus obras son capaces de enamorar, conquistar y atraer por su sencillez, su geometrismo y su colorido. 

Por si no os habeís dado cuenta todavía, soy una fan absoluta de su trabajo y cada vez que puedo voy a visitar sus proyectos o exposiciones. Hoy tengo el honor de presentaros una pequeña entrevista en la que el propio artista nos habla de su historia, de su trabajo y de alguno de sus proyectos. ¡Disfrutad!


Para empezar, cuéntanos qué te impulsó a ser artista. ¿Cómo empezaste y cuándo supiste que el arte era tu vocación? 

La verdad es que me ha gustado el arte desde siempre, pero al principio sólo como espectador. Después de mis estudios universitarios estuve involucrado en el mundo del diseño web y del diseño gráfico, hasta que un día decidí poner todos mis garabatos en una web llamada The Monkey Nuts. Lo que definía mi estilo entonces era que realizaba mis dibujos con un solo trazo.

Fue más o menos entonces cuando conocí a Oscar García, hoy director de PAC, y le conté un proyecto puntual que tenía en mente. Quería crear un artista ficticio de la era de Piet Mondrian y Theo van Doesburg e insertarlo en esa época con pinturas de un solo trazo siguiendo las características de la Bauhaus y el movimiento de Stijl. Kaufman era un apellido común alemán que reunía todas las características que necesitaba (contenía una K)  y se puede decir que me he convertido en ese personaje inventado, ya que he seguido creando proyectos y evolucionando a partir de ese primer proyecto.

Eres un artista multidisciplinar: trabajas con pintura, escultura, video, fotografía, instalación… ¿Con qué medio te sientes más cómodo y por qué?

La verdad es que me encanta sacar fotos de mis intervenciones en la calle y documentarlo, pero cuándo más disfruto es durante el proceso de crear la pieza. Muchas veces pinto mis ideas en papel con bolígrafo BIC y después las paso con el ordenador a limpio.

¿Y cuáles son tus referentes o fuentes de inspiración?

A parte de los artistas que he mencionado antes, me encanta el trabajo de Max Bill y Ellsworth Kelly. También me influye cualquier objeto que contenga figuras geométricas y que se cruce en mi camino paseando por la calle, desde una alcantarilla hasta el diseño de un azulejo.



Tu trabajo artístico se caracteriza por sus formas abstractas y geométricas, realizadas en muchos casos con materiales reutilizados. ¿Por qué te interesa tanto el reciclaje?

El reciclaje me gusta porque le da un nuevo significado a algo que ya ha tenido una vida anterior. Te aprovechas de todo lo que ha vivido y ha sufrido la pieza en sí, como puede ser el ataque del sol o el viento, el desgaste que le ha causado la lluvia, etc….

Tus piezas, además, tienen mucha conexión con la calle y el arte urbano. ¿Qué es lo que más te interesa de ese contexto urbano? 

El arte urbano está disponible para todo aquel que desee disfrutarlo, para gente que quiera mirar más allá de la marquesina con publicidad. La ciudad contiene recovecos y lugares preciosos donde pueden convivir mis intervenciones con el entorno que las rodea.


Durante la feria Estampa, celebrada el pasado mes de septiembre, participaste en el proyecto FotocopiART, organizado por Absolut y PAC. Gracias a esta iniciativa, varios creadores regalastéis al público una serie de láminas y botellas decoradas personalmente por vosotros. ¿Cómo fue la experiencia para ti?

La experiencia fue genial ya que pude estar en contacto con gente a la que le gustaba mi botella o lámina. Además fue muy gratificante ver como mis piezas fueron las primeras en desparecer (risas). Es muy divertido regalar cosas a gente que realmente está interesa en el arte y tener el apoyo de una marca como Absolut, que te apoya y patrocina.




¿En qué otros proyectos estas trabajando en estos momentos?

De momento estoy realizando proyectos personales y trabajando en un mural para un festival. Me encantaría, además, realizar un crowdfunding y juntar dinero suficiente para publicar un libro con todos mis proyectos hasta la fecha.

Por último, como artista urbano afincado en España, nos gustaría saber cómo ves el panorama artístico en nuestro país. ¿Consideras que un artista puede vivir de su trabajo creativo?

El panorama está bien, como se suele decir... ¡Aquél que vale, vale! Si un artista es bueno de verdad y vive para el arte, al final puede vivir de ello. ¡Él que la sigue, la consigue! Pero bueno, un poquito de suerte siempre ayuda ;)


¡Mil gracias a James por participar! 
Si queréis conocer más a este artísta, 
podéis seguirle la pista a través de los siguientes lugares:

Página web: http://kaufman.es/raiz/
Twitter: @JAMESMARR
Facebook: KAUFMANART
Instagram: ORIFISHER

No hay comentarios:

Publicar un comentario