viernes, 7 de agosto de 2015

Entrevista al artista Daniel Merlín

Este año se celebra la 30º edición del Premio BMW de Pintura y lo hace con un cambio destacable dentro de su dinámica de participación: por primera vez en su historia los artistas interesados en participar pueden presentar hasta cinco obras diferentes a través de internet, aunque solo una podrá ser premiada.

La convocatoria estará abierta hasta el próximo 7 de septiembre, por lo que tendremos que esperar varias semanas para conocer los nombres de los ganadores. Mientras tanto podemos disfrutar de los premiados el año pasado, entre los que se encuentra el artista Daniel Merlín. Hoy le entrevistamos para conocerle un poco más a fondo. ¿Qué os parece? 

Daniel Merlín

¿De dónde vienes y cómo empezaste a interesarte por el arte?

Vengo de una familia de músicos: mi madre es pianista, mi padre es guitarrista y mis hermanos tocan el violin y la percusión. Se puede decir que en mi casa nunca faltó Bach, Schubert o Brahms. En este ambiente me crié, pero yo tenía una vocación manifiesta hacia la pintura.

¿Con qué medio te sientes más a gusto a la hora de expresarte y por qué?

Mi foco en estos momentos está en la mancha. Tal como decía Beckett, cada palabra es una mancha innecesaria en el silencio y la nada.” 

Creo que de ahí parte todo el trabajo que estoy desarrollando, en el que intento encajar una mancha con la otra. En estos momentos estoy pegando papeles, que es un medio a través del cual es posible captar y plasmar, con su propia poética.

¿Cuáles son tus referencias o fuentes de inspiración a la hora de trabajar?

Tengo una gran admiración por el dibujante uruguayo Alberto Breccia, que poseía un talento avasallador a parte de muy mal carácter. Tuve la suerte de conocerlo cuando era muy pequeño y lo he retratado mil veces... me sé su cara de memoria. Recomiendo que él que no lo conozca lo investigue y, de paso, que vea alguna entrevista suya en youtube.

Ganaste el Premio BMW de Pintura el año pasado. ¿Qué te animó a presentar tu trabajo para ese galardón?

Me animó a presentarme una persona, Marisol. Llamé a un amigo que tiene una furgoneta y le pregunte si cabía en el vehiculo un objeto de 162 cm… me dijo que me pasaba a buscar y si entraba lo llevamos. Tuve la gran suerte de que entró por pocos centímetros. Fue el último día de la convocatoria.

Recibiste el premio gracias a una obra dedicada al dramaturgo, novelista, crítico y poeta irlandés Samuel Beckett. ¿Cómo surgió esta pintura?

Tengo un conocido que vive en El Escorial, es profesor de sociología y ferviente admirador de Beckett. Además me interesó mucho el personaje cuando leí un relato biográfico en el que contaba la delirante relación entre Beckett y André el Gigante (famoso personaje de la lucha libre).

Cuando descubrí su cara sentí el impulso de pintarla. Ahora estoy con Stravinski, que ya ha sido pintado por muchos de los grandes del siglo XX como Picasso o Giacometti. Y por cierto, también estoy pintando a Giacometti.

Sin título
© El artista

¿Qué supuso para ti este premio? ¿Ha logrado cambiar mucho tu mundo desde entonces?

Un gran cambio, para mejor aunque mi mundo sigue siendo más o menos el mismo. Ha sido "una intensa experimentación plástica."

Por último, ¿cuáles crees que son las dificultades a las que se enfrenta un creador hoy en día a la hora de desarrollar su carrera?

Hoy hablar de la pintura es un poco confuso. La sociedad de hoy no ayuda al desarrollo del arte, me refiero al GRAN ARTE, algo que evoque la identidad de las personas. Pienso que un artista debería hacerse muchas preguntas e intentar con el tiempo, hablando con otras personas y con un poco de suerte, resolver estos acertijos para después representar con su propia poética sus propias respuestas. El inconveniente que veo es que las diferentes tendencias hacen que todos pinten igual o parecido y la identidad desaparezca. Se convierta en un producto nada más del mercado del arte. Asi que para responderte a la pregunta, creo que los principales obstáculos al que se enfrenta un artista son: el mundo y uno mismo.

Daniel Merlín

¡Muchas gracias Daniel!

No hay comentarios:

Publicar un comentario