martes, 19 de mayo de 2015

¿Qué es #SaveGenderMuseum?

Cualquiera que sea la libertad por 
la que luchamos, debe ser una 
libertad basada en la igualdad.
Judith Butler

Las redes sociales se han convertido en unas herramientas fundamentales no solo para difundir nuestros propios proyectos, sino también para enterarnos de todo lo que sucede y debatir sobre la actualidad más reciente. Es evidente que, gracias a instrumentos como estos, tenemos acceso casi inmediato a numerosas noticias con tan solo realizar unos clics con el pulgar.

Hoy quiero hablar especialmente de una de las últimas campañas que han inundando mi cuenta de twitter en las últimas semanas y que se está desarrollando bajo el hastage #SaveGenderMuseum. La campaña está dirigida por la artista española María (Pimienta) Sánchez y tiene como objetivo fundamental lo siguiente: salvar al Museo de Género en Járkov (Ucrania) del cierre más inmediato.


La institución se encuentra en estos momentos en una situación delicada, prácticamente herida de gravedad: no tiene empleados (a excepción de la directora Tatiana Isaeva y su hija); está ubicada en el apartamento particular de Tatiana debido a la falta de unas instalaciones adecuadas; y no tiene un presupuesto básico para mantenimiento. Por no tener, no tiene ni siquiera electricidad y la colección, compuesta por más de 3.000 piezas, se deteriora a un ritmo trepidante almacenado en cajas, baúles o armarios. 

A esta situación tampoco ayuda el hecho de que el museo se encuentre en un país en el que la igualdad de sexo es todavía inexistente. La propia María, que vivió en Ucrania mientras realizaba un Servicio de Voluntariado Europeo, cuenta que “la sociedad ucraniana es realmente machista, sexista y tradicional”: las mujeres son educadas para cuidar de la casa, se casan jóvenes y educan a los hijos mientras los maridos trabajan. Y lo peor de todo es que muchas de ellas no entienden otra manera de concebir la realidad y creen que la situación “tiene que ser así.” 

Ante esta situación social, una institución como la del Museo de Género parece un islote aislado en mitad del mar pero, aún así, totalmente necesario para cambiar ideas, conceptos y realidades. La propia Aitziar Urtasun, responsable de didáctica del Museo Oteiza, comentaba en su blog que debemos pensar en la campaña #SaveGenderMuseum "como una herramienta que puede ayudar a romper esa burbuja de aislamiento y permitir a las mujeres ucranianas desarrollarse de forma plena e independiente." Y yo también lo creo. 

Pero ¿qué necesita realmente el museo en estos momentos? El equipo detrás de #SaveGenderMuseum nos anima a apoyar al centro a través de alguna de las siguientes acciones:
  • Por un lado, podemos realizar una aportación económica o recaudar alguna cantidad entre amigos, conocidos, compañeros de trabajo, etc... y así ayudar a mantener los gastos mensuales del museo. Según cuenta María con tan sólo 100 euros al mes la institución podría pagar el alquiler y la luz, lo que permitiría al reducido equipo del museo empezar a trabajar sobre la organización de la colección con algo más de tranquilidad y dignidad.
  • Por otro lado, aquellos sin muchos recursos económicos pueden ayudar a difundir el proyecto usando los logotipos, banners, pegatinas, avatares y otros materiales que están a disposición del público AQUÍ (o a través de alguna acción contreta). 
Con solo algunos detalles podremos mantener este espacio y darle la dignidad que necesita. Si alguno de vosotros está interesado, recomiendo visitar la página web de la campaña pinchando AQUÍ y leer más en profundidad todas las ideas, trabajo y proceso que hay detrás. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario