martes, 14 de octubre de 2014

Entrevista a … la artista Alicia Framis

Artículo publicado en LAblog, blog de bloggers de LABoral.

LABoral Centro de Arte y Creación Industrial inauguró el pasado viernes una nueva exposición en sus salas llamada Llega un grito a través del cielo. Comisariada por Juha van ´t Zelfde (director artístico de Lighthouse), esta muestra explora el impacto de la tecnología de los drones en las guerras actuales. A través de las obras de 12 artistas contemporáneos, se quiere reflexionar en particular sobre el impacto, la amenaza, el terror o el miedo surgido por unos conflictos armados y una tecnología militar que han afectado nuestro día a día.
Entre los artistas participantes podemos nombrar a James Bridle, Laurent Grasso, Roger Hiorns, Silvia Maglioni, Martha Rosler o Roman Signer. Pero sobre todo debemos destacar a la española Alicia Framis, una artista multidisciplinar que combina en su obra arquitectura, diseño, moda y performance.
Nacida en Barcelona en 1967, Framis se licenció en Bellas Artes en la Facultad de Sant Jordi de la Universidad de Barcelona y la Escuela de Bellas Artes de París. Más tarde realizó estudios de postgrados en el Institut d´Hautes Etudes de Paris y en la Rijiksakademia van beelde Kunstende de Ámsterdam, y desde entonces no ha parado de viajar residiendo por temporadas largas en diferentes ciudades europeas. Durante su carrera artística ha desarrollado una serie de trabajos que tienen un gran componente social y que reflexionan sobre diferentes aspectos de la existencia humana en el mundo urbano contemporáneo. Mientras que algunos especialistas definen su obra como "arte social" o "new performance art", ella subraya su necesidad de crear con una frase contundente: "A mí crear me da ganas de seguir viviendo" (1).
Con la intención de profundizar más en su trabajo, os quiero presentar una entrevista realizada a Framis a raíz de su participación en la exposición de LABoral. Espero que os guste y os ayude a conocer más a fondo a esta artista. ¡Disfrutad!

Alicia Framis
Para empezar, tu trabajo está muy centrado en la realización de performances e intervenciones públicas en las cuales se implica a los espectadores de alguna u otra forma. ¿Por qué crees que es tan importante la relación activa del espectador con el arte?
Porque el arte es para la gente. Vengo de una generación que creíamos (y aún creemos) que el arte no es sólo un objeto de valor, sino una herramienta para que la gente se junte, hable, se informe, intercambie ideas, etc… También sirve para resistir a lo que pasa hoy en día y, sobre todo, para crear nuevas posibilidades de vivir juntos.
Además, la experiencia del arte no tiene porque ser sólo visual y en ella se pueden incluir todos nuestros sentidos, como sucede en la vida misma. En nuestro día a día no sólo vemos, sino que vivimos… y vivir, como el arte, es una experiencia total.
Muchas de tus obras parecen presentar soluciones a problemáticas sociales. Tan sólo hay que recordar tu trabajo La habitación del grito con el cual pretendías encontrar una manera de desahogar la ansiedad y la frustración de los espectadores. ¿Crees que el arte es eficaz a la hora de canalizar y solucionar problemas actuales?
Si, lo pienso… Y creo, además, que cambiar la vida de una sola persona es ya un éxito.
Creo realmente que el arte es un pensamiento avanzado de la sociedad, es hablar de lo invisible, es hablar desde la libertad. Por eso creo que el arte, al igual que el cine, la escritura, la danza, la música o la arquitectura, cambia las sociedades y la manera de relacionarse.
En 2008 presentaste una obra llamada Guatanamo Museum, un hipotético museo en el lugar donde se encuentra actualmente la base estadounidense para conmemorar el horror de un capítulo de la historia todavía demasiado presente. ¿Cómo surge la idea para esta obra?
Elmgreen & Dragset encargó a varios artistas trabajar sobre la idea de Guantánamo. Yo propuse esta obra porque creo que siempre hay que crear espacios que nos hagan recordar el horror. Si exterminamos toda memoria del horror, volveremos a repetir nuestra historia.
Aunque no nos guste el museo del Holocausto, creo que está muy bien que existan espacios para nuestros propios fallos, masacres o fracasos. Si no recordáramos ese pasado, iríamos hacia una sociedad perfeccionista en la que cualquier persona disminuida, con enfermedades o vieja sería abolida....
Por todo ello decidí hacer un museo hipotético de Guantánamo. Aunque no se pudiera visitar, creo que hay que dejar espacio para la memoria.
Participas en la exposición Llega un grito a través del cielo, inaugurada hace tan sólo unos días. ¿Cómo definirías esta muestra?
 Creo que esta exposición es la primera de este comisario holandés-finlandés, Juha van ´t Zelfte, en España. Es especialista en nuevas tecnologías, arte, futuro y música, y es uno de los comisarios más punteros en este momento en Europa.
Esta exposición es, sobre todo, para la gente joven y creo que será muy comentada. Juha y Oskar Abril pueden ser un dúo increíble. ¡No se pierdan esta muestra!
Este proyecto expositivo se centra fundamentalmente en el impacto y el terror generados por los conflictos armados en los que se emplean drones. ¿Cómo influyen todos los miedos, suspicacias, amenazas y desconfianzas existentes en la sociedad actual en tu actividad artística?
Bueno… creo que todo lo que mencionas ha existido siempre. Por ello considero que la obra que presento ésta vez es un trabajo arqueológico. Creo que el miedo es la falta de fe y la falta de confianza en la sociedad, y sé que en estos momentos cuesta confiar. Aún así tenemos que intentar confiar cada día en nuestros coetáneos porque nosotros somos esa confianza.
¿Qué obra presentas en está exposición?
He reproducido el primer drone de la historia, que fue una paloma con dos cámaras de fotos que se usó en la Primera Guerra Mundial.
¿Qué otros proyectos artísticos tienes ahora en mente?
Estoy preparando habitaciones prohibidas. El próximo noviembre presento en la galería Annet Gelink de Amsterdam una obra llamada Habitación de libros prohibidos, una pequeña habitación en la que puedes leer y comentar los libros prohibidos en la historia. Además podrás saber dónde y por qué se censuraron.
Y por último, ¿qué consejo darías a aquellos jóvenes artistas recién licenciados que pretenden desarrollar una carrera en el sector creativo?
Que se vayan de España. Es bueno buscar lo inconfortable, salir y aprender del mundo. Además les aconsejaría también que se reten cada día y que se unan más que nunca a otros artistas y a profesionales para crear colectivos de pensamiento y acción.
Para terminar os presento el programa monográfico de Metrópolis sobre Alicia Framis que emitió TVE el 18 de mayo. Podéis conocer más de cerca a la artista y su filosofía. 


Notas:

(1) Lidia Martín Arauja, "Vendedores de ideas", S Moda de El País, 1 de abril de 2012. Artículo disponible en: http://smoda.elpais.com/articulos/vendedores-de-ideas/1352

No hay comentarios:

Publicar un comentario