martes, 9 de septiembre de 2014

El cortometraje `Porque hay cosas que nunca se olvidan´, de Lucas Figueroa


Hoy quiero presentaros un corto que, en mi opinión, es toda una obra maestra. Se llama Porque hay cosas que nunca se olvidan y se presentó al público hace ya unos años, en 2008. A pesar de tener financiación plenamente española y haber sido grabado en un pueblo de Segovia, fue dirigido por el director argentino Lucas Figueroa y rodado con actores italianos en su lengua materna.   

El corto está ambientado en Nápoles durante la década de los cincuenta y cuenta la historia de cuatro niños muy aficionados al fútbol que pierden su tesoro más preciado: una pelota. Es una historia llena de ilusión, amistad y venganza contada con humildad, sencillez y picardía. Con esa fórmula la pieza ha encandilado tanto a público como ha critica, convirtiéndose en el corto más premiado de la historia según el Libro Guiness de los Récords con casi 300 premios a lo largo de dos años. 

Aunque conozco esta obra desde hace tiempo, hoy he tenido la oportunidad de volver a disfrutarla … y, como no podía ser de otra forma, he decidido compartir con vosotros esta joya. ¿Os gusta?


Título: Porque hay cosas que nunca se olvidan.
Año: 2008.
Duración: 13 minutos.
 Lucas Figueroa.
 Emiliana Olmedo, Nicolo Urbinati, Giulio Baldari, Victor Menegas, Tiziano Scarponi, Fabio Cannavaro, Amadeo Carboni.
 Lucas Figueroa.
 Javier Palacios. 
 LMF Films.

No hay comentarios:

Publicar un comentario