miércoles, 11 de junio de 2014

Masquelibros 2014: entrevista a Marta Álvarez y Pedro Gallego de Lerma,equipo de La Gran

Como ya muchos sabréis, la última edición de la feria Masquelibros cerró sus puertas el pasado domingo. A pesar de que ya han pasado varios días desde entonces, quiero aprovechar  esta noche para publicar una entrevista a dos personas que participaron en este evento y a las que admiro mucho. Sus nombres son Marta Álvarez y Pedro Gallego de Lerma, responsables de La Gran.


Para empezar, ¿por qué habéis participado en Masquelibros este año?

La Gran trabaja con objetos de artista y Masquelibros es una feria de libros de artista, los cuales suponen una concepción del libro como objeto con la que nos identificamos. Y el año pasado, tras editar el Manual para ser mi propio padre de Raúl Hevia (un libro de artista que es una edición de 1000 ejemplares que juntos componen una pieza única que se distribuye en unidades) participamos en la feria y disfrutamos muchísimo con ella.

También fue un aliciente para nosotros que el artista invitado este año fuera Mateo Maté, con quien también hemos trabajado y cuya producción nos parece muy interesante.

¿Qué valoráis de esta feria?

Por un lado, nos parece importante su especificidad y el esfuerzo que se realiza por abrirla lo más posible pero manteniendo la calidad de los expositores. Junto a ello, apreciamos mucho la labor pedagógica que la feria lleva a cabo, repartiendo libros de artista a nivel internacional con la iniciativa Espora y haciendo otras actividades paralelas dentro de la propia feria: conferencias, charlas, presentaciones, talleres…

¿Qué sorpresas habéis presentado en este evento?

Nos hubiera encantado poder presentar muchas sorpresas, aunque sólo ha habido una. Hemos producido Fragmentum, unos libros de artista en jabón de Elisa Terroba – ganadora del concurso internacional de libros de artista Masquelibros de la edición de 2012– que presentamos en la feria el sábado. Se trata de unas piezas que objetualizan el libro convirtiéndolo en una pieza de jabón con la que lavarnos e ir desgastando las palabras sobre nuestra piel, fundiéndonos con ellas. Es una pieza muy poética que nos gusta mucho.
La lástima es que no haya podido estar en la feria con el resto de nuestras piezas porque este evento ha coincidido con la inauguración de una exposición que comisariamos en un nuevo espacio en Madrid y estamos un poco desbordados. La Gran sigue siendo un pequeño proyecto.

Fragmentum, de Elisa Terroba.

Aprovechando esta entrevista, ¿cuál es vuestra opinión sobre el panorama artístico en nuestro país?

Estamos expectantes, algo ilusionados pero sobre todo preocupados. Expectantes e ilusionados porque en algunas ciudades (Valladolid, donde nos movemos, podría ser un ejemplo) se nota una intensificación de la actividad artística: surgen espacios, proyectos, fluyen interesantes ideas y los artistas y gestores culturales parecemos estar en un momento creativo dulce… pero es tan clamorosa la falta de tejido, tan apabullante la abulia de instituciones y empresas y tan descorazonador el desconocimiento y el desinterés de sectores mayoritarios de la sociedad, que nos arrastramos sin remedio a la precariedad. Cuando no a la más absoluta irrelevancia y marginalidad. Y eso, obviamente, nos quita el sueño. ¡Pero nos espolea para seguir trabajando!

Además, ¿cómo creéis que está el mercado del arte en España?

No somos unos expertos. Contamos lo que vemos y lo que oímos a artistas cercanos. Quizá se subasten obras caras y siga habiendo “inversores” en arte, pero no vemos que la gente de nuestro entorno se plantee implicarse en el apoyo económico a los artistas y a la creación en general. Obviamente porque en la mayor parte de los casos están luchando por sobrevivir. Las plataformas de crowdfunding o algunas pequeñas galerías van creciendo, pero sigue siendo todo tan raquítico… nos gustaría ver la botella medio llena, pero la mayor parte de los artistas no pueden ni soñar con malvivir de lo que hacen. Y eso es un dato incuestionable.

Respecto a nosotros, a pesar de los precios realmente bajos de nuestras ediciones, es curioso ver cómo nos está resultando más fácil penetrar en sectores económicamente acomodados que en capas de población más cercanas, como los jóvenes.

¿Qué otros proyecto(s) o iniciativa(s) tenéis en mente para el futuro?

Acabamos de inaugurar la exposición colectiva La irrupción de lo inesperado que hemos comisariado para Serendipia, un nuevo espacio para el arte que se abre en el Barrio de las Letras de Madrid. En la muestra hemos reunido el trabajo de doce artistas que van desde Enrique Marty o Marina Núñez hasta Julio Falagán, Laura Piñeiro o Laura Salguero, y que nos hacen ver cómo las casualidades y los imprevistos se inmiscuyen en su proceso creativo. Vamos a volcarnos en este proyecto, haciendo visitas a menudo, e intentando que mucha gente se acerque sin miedo, porque creemos que es una buena exposición. Modesta pero accesible… y asequible.


Por otra parte, continuamos alimentando el archivo colaborativo de Mujer.NODO (http://mujernodo.net), que consiste en una red de entrevistas entre mujeres artistas seleccionadas por ellas mismas. De esta manera pretendemos dar visibilidad, así como voz a las artistas, que consideramos que no están en igualdad de condiciones con los artistas.

Tenemos más proyectos, alguno potente, pero necesitamos tiempo y algo de dinero para sacarlo adelante. En cuanto esté más avanzado te lo contaremos en primicia.

Y, por último, contestad rápidamente a lo siguiente:

Un libro: 
Marta: Metamorfosis de Kafka. 
Pedro: Ensayo sobre la ceguera de José Saramago.

Una película: 
Marta: Quadrophenia

Una canción: 
Marta: My Generation de The Who. 
Pedro: cualquiera de The Doors, sobre todo The End.

Un artista: 
Marta: Julio Falagan
Pedro: Bruce Nauman.

Un museo o centro de arte: 
Marta y Pedro: Museo PatioHerreriano, donde trabajamos ;-).

Una ciudad: 
Marta: Londres. 
Pedro: Berlín.

****
Para saber más sobre La Gran, podéis visitar su página web pinchando AQUI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario