sábado, 29 de marzo de 2014

FMM 2014: un #tweetvermu en el Museo Patio Herreriano de Valladolid

Desde hace un tiempo se están organizando numerosas conversaciones o debates colectivos a través de las redes sociales sobre arte contemporáneo. Seguro que muchos de vosotros ya conocéis iniciativas como #Cultura18, en las que aquellos interesados se reúnen a la hora convenida en twitter y participan en las conversaciones a través de un hashtage determinado de antemano.

Siguiendo esta moda, Marta Álvarez y Pedro Gallego de Lerma (el equipo de La Gran) han querido crear su propia línea de debates pero, en su caso, uniendo lo online y lo offline. Su proyecto se llama #tweetvermu y funciona de forma muy simple: durante cada sesión, Marta y Pedro juntan a una serie de personajes de la cultura en una reunión presencial para que charlen sobre temas específicos mientras se twittea aquello que se va comentando para hacer participe a la comunidad online y crear un debate paralelo en twitter.

Marta y Pedro fueron tan amables de invitarme a participar en una de esas sesiones, organizada el pasado 22 de marzo en el Museo Patio Herreriano de Valladolid dentro del festival Miradas de Mujeres. Junto a mi participaron otras profesionales del sector como:
  • Cristina Fontaneda (directora del Museo Patio Herreriano).
  • Angélica Tanarro (jefa de Cultura del periódico El Norte de Castilla).
  • Cristina R. Vecino (miembro de El Carrusel – Taller de fotografía).
  • Verónica Mellado (periodista, responsable de proyectos y especialista en marketing digital).


Durante el debate, se tocaron numerosos temas, pero personalmente destacaría algunos puntos que creo que son bastante relevantes:

¿Prototipo de mujer?

Muchos dan todavía por supuesto que todas las mujeres deben cuidar de sus casas, ser madres y tener un carácter dulce ante los problemas, pero este prototipo no corresponde con la realidad actual. En estos momentos el sector femenino está basado en la diferencia, por lo que no todas las mujeres tienen que ser (ni son) amas de casa o madres. Estas labores son sólo una opción de vida dentro de las muchas posibilidades existentes.

Aun así, no hace mucho existía una educación basada en estereotipos sexistas: hace tan sólo unas décadas las mujeres estudiaban cómo rellenar frigoríficos, cómo poner la mesa o cómo coser dobladillos mientras los hombres se enfrentaban a otras lecciones “más acordes con su sexo”. Y todavía hoy existen unas diferencias educacionales entre hombres y mujeres evidentes e insalvables: se continua haciendo un uso consciente y deliberado de tópicos, comprando muñecas a las niñas y coches todoterreno a los niños cuando estos son pequeños.

A pesar de que estas diferencias educativas deben ser erradicados, muchas artistas han decidido reapropiarse de actividades consideradas “femeninas” a lo largo de la historia, con la intención de reivindicar su género. De ahí que muchas utilicen técnicas de costuras, por ejemplo, como forma de reivindicar a las mujeres y su historia.

¿Feminismo?

Todavía se representan los roles femeninos de forma absurda en los medios de comunicación. De hecho, existe aún el tópico de que la mujer feminista tiene pelos en las axilas, viste camisas a cuadros, tiene el pelo corto, actúa como una auténtica marimacho y odia a los hombres. Por tópicos como estos, muchas mujeres niegan o rechazan el feminismo.

Sin embargo, todo aquel que rechaza el feminismo tendría que entender que este movimiento no busca pisar al hombre, sino la igualdad de oportunidades y derechos. El diccionario de la Real Academia de la Lengua ya advierte que el término feminismo es:
  1. Doctrina social favorable a la mujer, a quién concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres.
  2. Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres.
Definiciones como estas nos hacen ver que feminismo NO es lo opuesto a machismo: mientras que el concepto de machismo tiene una connotación negativa en su definición oficial, el feminismo pretende defender los derechos de una minoría sin pisotear a ningún otro sexo o condición.

¿Es la cultura un espacio difícil para las mujeres?

Todos somos conscientes del gran número de mujeres que conquistan las facultades y estudian Bellas Artes o Historia del Arte. Al terminar sus estudios, muchas de ellas se dedican de alguna forma al sector cultural, pero existe un techo de cristal que parece impedirnos llegar a los puestos más altos. Esto es evidente, por ejemplo, en los museos o centros de arte: dentro de estas instituciones, hay muchas mujeres en los puestos de mediación, administración o conservación, pero éstas sólo ocuparon un 22% de los puestos de dirección en 2013. Angélica comento que la proporción es similar en el mundo de la prensa, un sector en el cual los puestos de dirección están copados por hombres.

Tristemente estos no son los únicos ejemplos. Se han publicado, además, más estadísticas y porcentajes en numerosos estudios o informes realizados por algunas instituciones o asociaciones. Aquí os muestro un gráfico que hace temblar:



¿Es necesario todavía la existencia de cuotas de igualdad?

En algún momento durante el debate se preguntó si defendíamos la existencia de cuotas de mujeres en empresas o instituciones, para que los porcentajes de trabajadores/as en cualquier centro sean parecidos. Personalmente considero que estas cuotas son también injustas, porque rozan la llamada “desigualdad positiva” (aunque nunca he entendido muy bien la unión de ambos conceptos en una misma frase).

Es verdad que las mujeres todavía sufren condiciones laborales inferiores a las de los hombres, por lo que medidas como las cuotas parecen todavía necesarias. Sin embargo, el verdadero éxito se conseguirá cuando medidas como estas no tengan que existir. Tenemos que conseguir que los procesos de selección se basen en la calidad de los candidatos, no en su sexo (sea cual sea).

¿Presencia en la red?

Otra de las preguntas que se planteó durante la reunión fue cuál era nuestra opinión sobre las nuevas tecnologías. Muchas pensamos que internet es un espacio de libertad, en el cual todos aquellos que tienen opinión pueden expresarla y defenderla (incluso las feministas). Sin embargo, todavía tenemos que enfrentarnos a ciertos aspectos problemáticos que hay que tener en cuenta. Unos cuantos ejemplos son los siguientes:

·      Todos somos “profesionales”: el hecho de que internet sea una herramienta democrática y abierta a todo el público ha hecho que muchos se crean periodistas, investigadores, músicos o artistas sin realmente serlo. No todo lo que hay en la red es bueno y, al surfear por internet, tenemos que buscar calidad.

·      Falta de sentido crítico: hay una explosión de contenidos en la red pero no todos los lectores son capaces de diferenciar lo bueno de lo malo. Realmente falta un sentido critico entre los usuarios. Como mencionó el equipo de La Gran en twitter, “leer no es LEER”.

·      Rápidez de lectura: cuando compartes un artículo en las redes sociales, el hecho de que mucha gente apriete el botón de “me gusta” en Facebook no significa que todos ellos lean tu texto de principio a fin. La rapidez con la que aparecen los contenidos en internet hace que los lectores no leen todo aquello que tienen en la pantalla. Hemos aprendido a “surfear” en los artículos, pero no los leemos en profundidad.

·      Online versus offline: muchas de las ideas que surgen en la red se quedan en la nube virtual. Aunque internet puede ser una herramienta potente, también es importante que muchas ideas salten las fronteras y vivan en el mundo físico, en el mundo offline.

Durante la reunión se menciono la falta de formación escolar en relación con el uso de internet. No se enseña a los estudiantes a profundizar, cuestionar o criticar pero es necesario hacerlo. Sin embargo, si el gobierno va a quitar asignaturas como música de las escuelas, ¿cómo van a ser capaces de meter la cuestión de las redes?.

En algún momento se menciono, incluso, que los gobernantes podían tener miedo de enseñar a los estudiantes a ser críticos y a hacer preguntas sobre aquello que leen. Cuanto más piense y critique la sociedad, más tiemblan los políticos.

¿La situación cultural en Valladolid?

Aprovechando que la reunión se celebró en Valladolid, los organizadores preguntaron qué opinión teníamos las participantes sobre la situación cultural de la ciudad. La mayoría coincidimos en nuestras ideas y declaramos que ha crecido el número de proyectos culturales en esta urbe: hace unas décadas los pucelanos sólo podían disfrutar de unos pocos museos oficiales,  pero en los últimos años ya han aparecido pequeñas iniciativas que están enriqueciendo la ciudad. Es verdad que queda mucho por hacer, pero ya se están dando los primeros pasos.

Por otro lado, sorprende que muchas de las instituciones culturales más importantes de la ciudad sean gestionadas por mujeres: el Museo Patio Herreriano o el Museo Nacional de Escultura tienen, por ejemplo, nombres femeninos en los puestos de dirección. Aun así hubo algunas voces que dieron la alarma y dijeron que esta situación era sólo una casualidad. Algunas creían que la sociedad todavía no era consciente de este avance.

Estos han sido sólo unos cuantos puntos de todos los que se discutieron durante el #tweetvermu organizado el pasado 22 de marzo. Doy las gracias a Marta y Pedro por invitarme a participar en esta iniciativa y, también, al resto de personas que participaron tanto en la reunión presencial como a través de twitter. ¡Hay que repetir eventos como estos!

2 comentarios:

  1. Gracias a ti Naiara por participar y por contarlo aquí.
    Estoy de acuerdo con todos tus comentarios. Un poco menos con el de la discriminación positiva de la que soy ferviente defensor, pues aún creo que hay mucho camino por hacer.

    Solo quiero añadir una cosa, que espero que interese a los lectores del blog: este #tweetvermu se encuadra dentro de un proyecto web que está desarrollando La Gran y que busca generar un contenido discursivo que parta del trabajo y la reflexión de una serie de mujeres artistas. El proyecto se llama mujer.NODO http://www.mujernodo.net

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pedro! un placer participar …. se necesitan más eventos como estos :)

    ResponderEliminar