lunes, 10 de febrero de 2014

Una rosa del desierto en el centro de Doha: el nuevo Museo Nacional de Qatar

La semana pasada tuve la gran suerte de pasar unos cuantos días en Doha y pude ver de cerca los detalles de un proyecto arquitectónico a destacar. Se trata de la creación del nuevo Museo Nacional de Qatar, proyectado por el arquitecto francés Jean Nouvel y que esta en plena construcción.

Maqueta del proyecto.

El diseño del museo es muy curioso. La estructura exterior recuerda a las diversas capas de las rocas sedimentarias detríticas conocidas como rosas del desierto: los pétalos de dichas rocas se representan en el edificio como una serie de discos de diversas dimensiones y curvaturas recubiertos con concreto armado de color arena. 

Ejemplo de rosa del desierto.

Maqueta del edificio.

Exterior.

Detalle.

Detalle.

En cuanto al interior del edificio, Nouvel quiere que las paredes estén revestidas con un yeso tradicional que imite la piedra y pretende crear una estructura cuyo resultado recuerde el interior de las tiendas de los beduinos.


El arquitecto fránces, ganador de un premio Pulitzker, ha creado una solución arquitectónica con gran atractivo visual tal y como muestran las fotografías. Además, se ha preocupado por conseguir que el proyecto siga los conceptos básicos de sustentabilidad:
  • Por un lado, grandes piezas de cristal unirán los discos exteriores. Esto ayudará a crear diversas zonas acristaladas que filtrarán la luz solar a distinta intensidad dependiendo de la temperatura que precise cada espacio. 
  • Por otro lado, los jardines exteriores tendrán la vegetación típica de la zona como palmeras, granadas o árboles de la sidra (todos ellos ejemplares que requieren poca agua).
Os dejo un video en el cual podéis ver cómo será el museo una vez finalizado. ¿Qué pensáis? 


Cuando las obras se acaben, el edificio tendrá una superficie de unos 8.000 metros cuadrados de exposición permanente, otros 2.000 para exposiciones temporales, un auditorio con capacidad para más de 200 espectadores, dos cafeterias y una tienda. Además el jardín tendrá unos 112.000 metros… Será toda un paraíso arquitectónico en el desierto. Esperemos que el interior también valga la pena. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario