viernes, 3 de enero de 2014

Cinco libros que hay que leer

Durante el ya pasado 2013 he leído (y releído) varios libros que me han dejado huella por una razón u otra. Hoy me he animado a publicar una lista con cinco títulos que creo que todo el mundo debería, al menos, conocer. Posiblemente no sean los mejores libros ni tampoco son los más novedosos pero en sus páginas se cuentan historias dignas de leer. 

Leviatan, de Paul Auster.

Todo comienza de forma siniestra: en una carretera de Wisconsin a un hombre le estalla una bomba en la mano y vuela en mil pedazos. Peter Aaron, un escritor con talento, cree saber quién es el difunto y decide relatar su historia antes de que el FBI termine de investigar el suceso.

Realmente esta historia es de esas que te atrapan y no te dejan marchar. Como bien se dice en el blog Perdida entre libros, es un relato "imprescindible para los austerianos convencidos, y una buena forma de iniciarse para aquellos que aún no lo conozcan". 



María Antonieta, de Stefan Zweig.

La historia de María Antonieta ha sido descrita en numerosas ocasiones y de diversas maneras. La versión de Zweig puede que no sea la más novedosa, aunque posiblemente sea una de las mejores escritas. El autor tiene un interés sincero en comprender y mostrarnos la historia real de la protagonista analizando todos los detalles destacables de su vida pero sin caer en el simple cotilleo. Leer a Zweig siempre es un placer.



Maus: relato de un superviviente, de Art Spiegelman.

Aunque no entienda mucho de cómics, últimamente me estoy aficionando a ellos. Y entre los numerosos títulos que se pueden encontrar en las estanterías de las librerías, hay uno que debemos destacar: Maus, relato de un superviviente. Esta obra nos cuenta la historia de  Vladek, un judío que tuvo que sufrir la ideología nazi en los años treinta, y cómo este va contando su propia historia a su primogénito, Artie. A pesar de la tragedia, tristeza y fatalidad que se respira, es imposible no ver la originalidad del relato: la historia esta contada a través de viñetas en blanco y negro y destaca por la caricaturización de los personajes bajo determinados animales (los judíos son ratones, los nazis son gatos, los polacos y húngaros son cerdos). Un testimonio gráfico excepcional (y ganador de un premio Pulitzer).



Londres, de Julio Camba.

Como algunos ya sabréis, viví un par de años en Londres en mi época de estudiante. Durante ese tiempo uno de mis libros de cabecera para conocer (y entender) la ciudad y a sus habitantes fue esta obra, que he releído hasta la saciedad.

Es toda una crónica de la ciudad compuesta por relatos breves escritos por Camba entre diciembre de 1910 y enero de 1912 cuando era corresponsal de El Mundo en Londres. En este libro podréis encontrar algunos de sus mejores artículos sobre los ingleses, su sensibilidad, su comida, su forma de divertirse o su actitud. Muy recomendable.


La conjura de los necios, de John Kennedy Toole.

Este libro es una crítica acida y mordaz de la sociedad del momento contada desde la mente de un treintañero antisocial, extravagante y atípico de Nueva Orleans, Ingatius J. Reilly. Ingatius vive con su madre y odia trabajar, pero por ciertas circunstancias tiene que salir de casa, buscar trabajo y lidiar con individuos igual de atípicos y grotescos que él. 

El novelista Walker Parcy describió a este personaje hace tiempo como "un Oliver Hardy loco, un Don Quijote obeso y un Tomás de Aquino perverso combinados en uno". A pesar del miedo que puede provocar dicha descripción, este libro hay que leerlo y disfrutarlo. Es  una parodia social bastante atrevida y llena de humor negro, sarcasmo y excentricidades que no dejan indiferentes. 


*****

Si alguno todavía no sabe que quiere que le traigan los Reyes Magos, quizás pueda animarse y pedir alguno de estos relatos como regalo. ¡Si leeís alguno de ellos, contadme que os parece!

No hay comentarios:

Publicar un comentario