viernes, 8 de noviembre de 2013

Hironaka Ogawa: intentando relacionar arquitectura y naturaleza

Hace ya unos años, el arquitecto Hironaka Ogawa recibió el encargo de ampliar la estructura de una casa ubicada en Kagawa (Japón), ampliación que se convertiría en la vivienda de la hija de los propietarios y su marido. 

En el jardín de la propiedad, había dos árboles (un zelkova y un alcanfor) que estaban allí desde la construcción de la casa original y que podrían verse afectados por las obras de construcción. El arquitecto tuvo dudas sobre qué hacer con ellos pero decidió finalmente conservarlos:

“Una de las propuestas de mi primer diseño exigía remover de ahí esos árboles pero todos mis proyectos quedaron en la nada en cuanto vi el terreno yo mismo. Los dos árboles estaban sólidamente instalados. Escuché los detalles de la historia: la hija tenía recuerdos de haber trepado a esos árboles cuando era pequeña, y esos mismos árboles cuidaron de la familia durante 35 años; dieron color al jardín y crecieron con ella. Por consiguiente utilizarlos y crear un lugar nuevo para el cliente se convirtió en el tema central del diseño”. 

Ogawa decidió cortar ambos árboles y secar sus ramas durante dos semanas para utilizarlas como parte de la estructura de la ampliación. Estas ramas fueron situadas en el lugar exacto en el que los árboles habían crecido, pero ahora integrados en el salón, la cocina y la sala de estar de la nueva estructura arquitectonica. El resultado es asombroso… ¿Qué os parece?










Función: casa privada.  
Lugar: Kagawa , Japan.
Fecha: 2010. 
Arquitecto: Hironaka Ogawa (Hironaka Ogawa & Associates).
Fotografías realizadas por: Daici Ano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario