domingo, 16 de junio de 2013

Entrevista a ... la ilustradora Blanca Gómez


Artículo publicado en Plataforma de Arte Contemporáneo (PAC). 

Hay momentos en los cuales se ve por primera vez una obra y el nombre del autor se queda grabado en tu cerebro. A partir de entonces, comienza a actuar la curiosidad y uno quiere saber más y más sobre este creador.... Esto es lo que me paso hace años con Blanca Gómez, una ilustradora y diseñadora gráfica madrileña cuyos trabajos destacan por su sencillez, inocencia y creatividad. Para aquellos que todavía no conozcan su trabajo, os presento hoy aquí una entrevista a Blanca que espero que disfrutéis.


En primer lugar, cuéntanos un poco de ti: ¿de donde vienes y cuando surgió tu interés por la ilustración?

Vengo del diseño gráfico (aunque estudié Publicidad pero esto es otro tema). No sé decir cuando surgió mi interés por la ilustración… de alguna manera siempre he dibujado, o mejor dicho garabateado, y aunque de pequeña decía que quería ser pintora, cuando fui algo más mayor nunca pensé ni remotamente en convertirme ilustradora (simplemente, desconocía que fuera una opción factible). Trabajé bastantes años como diseñadora gráfica y, a través de mi trabajo, empecé a conocer el mundo de la ilustración. Me fascinó la expresividad y libertad que ofrecía la ilustración en comparación con el trabajo de diseño que yo realizaba en aquellos momentos y, de una forma yo creo que inconsciente, debí de pensar: esto es lo que quiero hacer.

¿Cuándo decidiste dedicarte a este sector profesionalmente?

En un momento dado, se me propuso trabajar a media jornada en el estudio donde trabajaba (ya se avistaba la crisis). Decidí que era el momento de irse y renovarse. Me llegaban algunos proyectos de ilustración a través de mi web, pero no consideraba ponerme a trabajar por mi cuenta por el momento. Mi intención era tomarme un año sabático para estudiar ilustración, pensar un plan de acción e intentarlo. Pero  todo se aceleró de repente. En ese momento abrí mi tienda en etsy donde vendía mis láminas, y tuve la suerte de que funcionó muy bien. A partir de ahí me empezaron a llegar más trabajos, y a los pocos meses ya estaba trabajando plenamente como ilustradora.


Has creado un espacio web llamado Cosas Mínimas en el cual presentas tu trabajo… ¿Por qué ese nombre?

El nombre lo decidí en unos dos segundos. Volviendo al estudio en el que trabajaba como diseñadora, mi jefe me animó a hacerme una web donde colgar todos los dibujos que iba dejando por mi mesa y que acababan en la papelera. Un día, harto de que no le hiciera demasiado caso, me dijo que eligiera un nombre y él me regalaba el domino. En ese momento le dije que ya tenía el nombre: cosas mínimas.

Tus ilustraciones son sencillas y atractivas. ¿Cómo definirías tu estilo?

Sencillo y expresivo, y con cierta mirada al pasado.

Tus obras aparecen en publicidad, publicaciones, merchandising, etc… ¿Qué te atrae más?

Creo que lo que más me atrae es ilustrar libros infantiles. 


Además, nos gustaría saber cómo es tu proceso creativo.

En realidad no sé si tengo un proceso definido: aunque el resultado final de mi trabajo es bastante limpio, soy bastante caótica a la hora de trabajar. Suelo hacer bocetos que luego pueden cambiar drásticamente en el proceso. Podría decir que trabajo a partir de prueba y error.

¿En que proyecto estas ahora involucrada?

Estoy ilustrando dos libros para niños para Estados Unidos y siempre surge algún otro proyecto entre medias. También estoy haciendo ilustraciones para varios productos, trabajando en nuevas láminas…


Por otra parte, ¿cómo crees que esta el sector de la ilustración en nuestro país en la actualidad?

No soy la persona más adecuada para hablar de nuestro país, pues prácticamente no he trabajado aquí. Sí que creo que hay bastante gente muy preparada que en general se encuentra con pocas oportunidades profesionales.

¿Es factible que un ilustrador llegue a vivir de su trabajo?

Es factible. En caso contrario tendría poca gracia.

Para terminar, ¿qué ilustradores recomendarías a nuestros lectores?

Recientemente he descubierto dos ilustradores muy interesantes, ambos japoneses (uno de hace bastante tiempo y otro muy reciente).

Mi madre recuperó mis libros de cuando era pequeña y he redescubierto a Kozo Kakimoto, ilustrador de libros infantiles. Por otra lado, el otro día descubrí tras un escaparate al lado de mi estudio a la ilustradora Fumi Koike… no la conocía y me ha gustado bastante lo que hace.


Para más información sobre Blanca, os recomiendo visitar los siguientes links:
Página web de la artista: Cosas Mínimas.
Su portafolio de Domestika.
Entrevista en Novemagazine.es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario