viernes, 24 de febrero de 2017

JustMAD: entrevista Cristina Herraiz, miembro de La Colmena

Este año JustMAD cumple ocho años de vida y lo celebra, de nuevo, conquistado la sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM). Bajo la dirección de Gregorio Cámara (que repite por tercera vez como cabeza gestora), la feria pretende encontrar su hueco definitivo dentro de la semana del arte madrileño compitiendo con fuerza con otros eventos satélites. 

Entre todos los participantes de esta edición, me gustaría hablar hoy de La Colmena. Se trata de un proyecto artístico interesante y un poco fuera de lo común que personalmente conocí hace tan solo unos meses durante unas jornadas formativas celebradas en el MUSAC (León). Entre conferencias, presentaciones y debates me sorprendió mucho la candidez, cercanía y ganas de una iniciativa como esta en la que el trabajo en equipo es fundamental. 

Hoy hablamos con Cristina Herraiz, uno de los miembros detrás de La Colmena, para que nos cuente qué es realmente este proyecto, cómo funciona y por qué participa en JustMAD. 


En primer lugar, y para aquellos que todavía no os conozcan, dinos: ¿qué es y cuándo surgió La Colmena?

La Colmena es un proyecto artístico que surge bajo el paraguas de La Grieta, nuestro proyecto madre: una plataforma cultural sin ánimo de lucro que hace las veces de trampolín para desarrollar todo tipo de proyectos que fomenten la creación joven (desde una publicación digital hasta La Colmena o un gestor de eventos culturales), y que ha cumplido ahora dos años.

La Colmena surge como respuesta a una necesidad que nos parecía urgente, la de crear redes entre jóvenes artistas y gestores culturales, y darles visibilidad y formación. Muchas veces nos entienden como un colectivo, pero también como una residencia artística o como una familia. Intentamos que los artistas (todos menores de 35 años) se sientan parte del proyecto porque ellos son quienes lo conforman. Como ahora en JustMAD, por ejemplo, que lo hemos montado con la ayuda de todos.

¿Quiénes estáis detrás de este proyecto?

Durante estos dos años hemos ido perfilando el proyecto desde cero, y a través de su propio desarrollo ha ido cogiendo forma gracias a los colaboradores del equipo y todos los artistas que día a día aportan algo al proyecto. Vamos por la segunda convocatoria y hemos hecho cuatro exposiciones y varios talleres formativos que han tenido una gran acogida. Sabemos que se dice siempre, pero un proyecto como La Grieta no sería, ni habría nunca sido posible, sin la generosísima y desinteresada colaboración de un gran número de personas, tantas que es imposible comenzar a enumerar. El equipo de gestión y comisariado lo componemos unas siete personas de distintas formaciones, que dedicamos nuestros mejores ratos libres para que el proyecto siga adelante. Por otro lado, cada uno de los artistas que participan en las convocatorias le otorgan la identidad al proyecto y nos permiten  organizar exposiciones y eventos que creemos aportan mucho al panorama madrileño.

Y ¿de dónde surge ese nombre, La Colmena?

Este nombre, que tiene tantas referencias en nuestro país, desde Cela hasta Erice, lo elegimos por sus connotaciones de comunidad que mencionaba antes. Siempre concebimos el proyecto de forma colaborativa, y así se ha desarrollado. A pesar de la inherente precariedad que rige la cultura en este país, este modelo no solo es una imposición, en muchos casos, sino que nos ha permitido descubrir el potencial del grupo. Esto es, sin duda, lo mejor del proyecto. Todo el conocimiento generado y compartido, el debate, el “arrimar el hombro”. Por esto, una colmena, La Colmena, en la que cabemos muchos y construimos juntos, se nos atojó como una imagen muy certera de lo que estábamos buscando y que se materializó después.

Habéis trabajado con varios artistas en el pasado. ¿Cómo es vuestro proceso de selección?

Cuando concebimos La Colmena y decidimos trabajar con artistas emergentes, pensamos en cuál era la mejor forma de hacer esta selección. Tras darle muchas vueltas, optamos por el formato de convocatoria abierta, como la forma más democrática e interesante de enfocar esta cuestión. Queríamos conocer a artistas nuevos, no solo incluir a los que ya conocíamos.  Sin duda creemos que ha sido un gran acierto y es una enorme satisfacción ver cómo, a través de esta selección, se crean grupos que funcionan y en los que se tejen conexiones más propias de colectivos que de convocatorias temporales. Por eso nos sentimos un poco como una residencia, aunque no tenemos un espacio físico, por ahora, por la convivencia y la intensidad de las experiencias que se generan. Y también tiene un poco de “beca”, ya que todos los talleres que organizamos son gratuitos para  nuestros artistas.

En las convocatoria solo hemos pedido dos requisitos: residir en España y ser menor de 35 en la fecha de la convocatoria, lo que nos permite mantener un línea generacional y facilitarnos el trabajo logístico y de comunicación con ellos detrás de cada actividad. En cuanto a la selección, se lleva a cabo por el comité artístico del proyecto y un invitado externo. En el caso de la última convocatoria fue Tania Pardo, directora de exposiciones de La Casa Encendida. Intentamos que en este proceso resulten seleccionados un máximo de 13 artistas, un número que nos permite trabajar cómodamente con ellos, dados nuestros recursos.

Esta semana os podemos ver en JustMAD. ¿Qué os ha animado a participar en esta cita?

El objetivo de La Colmena es apoyar a los artistas jóvenes que no tienen todo el respaldo ni visibilidad que deberían. En este sentido, contar de nuevo con el apoyo de una feria como JustMAD (en 2015 ya tuvimos un stand) es fundamental tanto para los artistas como para el proyecto en su totalidad. Apoyamos totalmente las ferias menores que, bajo el escenario que posibilita la semana de un gigante como ARCO, permiten a proyectos de medio o inicial recorrido participar y mostrar a sus artistas.

2015
Jesu Yañez

¿Qué esperáis de este evento?

Esperamos en primer lugar disfrutar de la experiencia, conocer proyectos afines con los que poder colaborar y también darnos a conocer. Esto es fundamental para los artistas: tejer redes con otras plataformas, en España y fuera de ella, que permitan que su obra viaje, sea conocida por otros públicos, colaboren con otros creadores…. También confiamos y estamos muy emocionados con el gran número de visitantes que tiene la feria y que estamos seguros podrán interesarse en los artistas y comprar sus obras. Es una feria interesantísima, con artistas más jóvenes y emergentes y con un abanico de opciones muy amplia para todo tipo de coleccionistas.

¿Qué artistas presentáis en esta ocasión y por qué ellos?

En nuestro stand J34 presentamos obra de cada uno de nuestros 13 artistas. Nos parecía importante que estuvieran todos los de la segunda convocatoria y además nos gusta ver la variedad de disciplinas y contenidos que tiene el conjunto. Esperamos que sea una oportunidad para ellos de dar a conocer su obra. ¡Y vender, claro!

¿Qué trabajos suyos mostraréis?

Mostraremos trabajos recientes de los artistas y representativos del punto en el que están. Al tener el condicionante del espacio reducido y sin querer de dejar obra de cada uno de ellos, hemos seleccionado con especial cuidado las piezas que mostramos. Hay videoarte, fotografía, escultura, dibujo, instalación…

El stand J34, donde esperamos que nos visiten, será además un punto de información para conocer más sobre el proyecto y donde cualquier persona interesada puede acercarse a preguntar. Parte del equipo y los propios artistas estarán allí presentes, lo que nos parece un lujo. ¡Quién mejor que ellos para hablar de su obra! Es una gran oportunidad para acercarse al arte joven por parte de coleccionistas y curiosos por ver qué se cuece en el arte joven español.

Bottleflip11
Mar Reykjavik

Y para terminar, ¿qué otros proyectos tenéis pensado para el futuro?

Para el futuro seguimos construyendo poco a poco y estableciendo unas bases sólidas. A través del archivo digital vamos aumentando el número de artistas seleccionados, con los que seguimos trabajando en proyectos de exposición y formación. Pero nuestro objetivo en el futuro es tener un espacio propio y mantener un programa artístico más sólido y continuo.   

Os invitamos a seguir las novedades del proyecto, ¡estamos siempre buscando colaboraciones!

¡Muchas gracias!
Podéis saber más de ellos en:

miércoles, 8 de febrero de 2017

Hybrid Art Fair: entrevista a Stephan van Kuyk, director de AzúcarGallery

A finales de este mes de febrero se celebra la semana del arte en Madrid, siete días en los que podremos disfrutar de la feria ARCO y de otros eventos satélites a lo largo de la ciudad. Aprovechando esta ocasión, publicaré una serie de entrevistas y textos a lo largo de este mes en los que os presentaré a actores fundamentales dentro de esa semana del arte: galeristas, artistas y otros profesionales del sector. 

Empezamos este trabajo entrevistando al galerista Stephan van Kuyk, que estará en Hybrid Art Fair con su galería Azúcar. ¿Os apetece conocer más su proyecto? ¡Seguid leyendo!


Azúcar es un proyecto de dos caras (galería y revista) con base en Berlín y Buenos Aíres. ¿Cuándo y cómo surgió la idea de inaugurar ambos proyectos bajo un mismo común denominador?

Inicialmente fue una revista, una publicación bimensual para Smartphones creada con la intención de difundir la obra de artistas emergentes. Rápidamente eso me dio acceso a una gran cantidad de artistas con los mismos deseos y las mismas dificultades: por un lado, el deseo de dar a conocer su obra y, por otro, la dificultad al mismo tiempo de entrar dentro de los círculos ‘tradicionales’ del arte. Con el fin de luchar contra esas viejas costumbres empecé a exhibir y comercializar las obras de estos artistas, primero en muestras pop up y luego en un espacio propio, vía online y en ferias de arte.

A parte de ti, ¿quién más forma parte del equipo?

En la sección de la revista cuento con un amplio grupo de colaboradores que me permite generar constantemente contenido de calidad. En la galería colaboro con distintas personas, instituciones o marcas, dependiendo de los proyectos en los que estoy involucrado. Desde el principio Azúcar creyó mucho en la colaboración.

¿Y de dónde viene ese nombre, Azúcar?

Cuando vivía en Buenos Aires tenía una gata llamada Celia Cruz, nombrada en homenaje a la cantante cubana. Uno de los clásicos de Celia es una canción cuyo nombre es justamente Azúcar. Al momento de fundar la revista, mientras pensaba un nombre, mi gata se subió al teclado de la computadora, como acostumbran a hacer los gatos, y se me dio por nombrar la revista así.

¿Cómo es vuestro proceso de selección a la hora de elegir artistas?

Estoy contantemente abierto a ver el trabajo de artistas (aquellos interesados pueden enviar información a art@azucargallery.com). Desprecio profundamente a esos galeristas y comisarios que se creen demasiado importantes o ocupados para ver tu portafolio.

Pero aunque vea las obras de la gran mayoría de los artistas que me envían sus trabajos, soy muy exigente y selectivo con los artistas que represento. Busco una gran calidad técnica. Pero no solamente eso, también es crucial que haya una carrera por detrás y que se manejen con profesionalidad. Adicionalmente es muy importante una relación personal.

También me especializo en dar primeras oportunidades a nuevos artistas. Busco jóvenes talentos y les ayudo a dar los primeros pasos en sus carreras, ayudándoles a generar interés en su obra y a crear oportunidades para comercializarla y exhibirla.

Moonlight, Irene Cruz

Con esos artistas que seleccionáis, ¿pretendéis buscar una línea común?

Muchos de ellos están en el mismo momento en sus carreras. Son artistas emergentes, que si bien ya dieron pasos importantes en exhibir internacionalmente su obra, aún están luchando para encontrar el espacio en el mercado. Es un enorme placer para mi poder ayudarlos en este momento crítico de su carrera.

¿Por qué decidiste estar a medio camino entre Berlín y Buenos Aires? ¿Cómo se conectan ambas ciudades?

Me mude a Buenos Aires para realizar mis estudios y fue allí donde empecé el proyecto. La mayoría de los artistas que represento son de allí. Después de más de nueve años viviendo allí decidí expandir tanto mi proyecto Azúcar como mis proyectos personales a Europa para poder alcanzar mercados internacionales.

¿Qué diferencias y conexiones ves entre el panorama artístico alemán y el argentino?

Muchas de las dificultades que encuentran los artistas de un lado están presentes en el otro. El mercado y la escena galeristica son muy herméticos y el trabajo que realizaba con los artistas en Buenos Aires sigue siendo necesario en Berlín. La principal diferencia es que estando en Berlín es más fácil acceder a mercados internacionales.

Y por otro lado, ¿qué supone las ferias de artes para vosotros? ¿Crees que es importante las ferias para la actividad de una galería?

Las ferias me dan la posibilidad de conectar con coleccionistas, colegas y artistas, unas relaciones que nutro durante el resto del año. Es una buena oportunidad para expandir y empezar a buscar oportunidades para exponer en Madrid.

Pineapple, Mr. Teko

Este mes de febrero viajas a Madrid para participar en Hybrid Art Fair. ¿Qué te ha animado a participar en esta cita?

Tengo una relación cercana con las organizadoras de la feria y sé que su trabajo es muy serio. De ellas solo puedo esperar el más alto nivel de profesionalidad y seriedad.

¿Qué esperas de este evento y del viaje?

Madrid me encanta y su semana del arte es increíble. Voy a ir unos días antes de la feria para poder recorrer las otras ferias y ver un poco lo que se están presentando. Adicionalmente quiero ir al Reina Sofía todas las veces que pueda.

¿Qué artista(s) presentas en esta ocasión y por qué?

Para esta feria preparé una selección de artistas con los cuales vengo trabajando desde hace bastante tiempo. Conozco su obra en profundidad y confío plenamente en su obra. Estos artistas son:

Irene Cruz

Una artista madrileña que actualmente vive y trabaja en Berlín, aunque ya ha realizado más de 300 exposiciones de fotografía, videoarte y videoinstalaciones en todo el mundo. En esta ocasión presenta por primera vez en una feria de arte su serie Moonlight producida en los paisajes surreales de Islandia.

Jorge Araldi

Un artista argentino especializado en obras abstractas, generadas a partir de pedazos de afiches de vía pública. Da un nuevo significado a la señalética urbana y tiene una forma inédita de producir street art.

Pedro De Matteis

El cuerpo humano es la base de su producción, con representaciones que van de lo más concreto hasta lo más abstracto. Este artista ha expuesto sus pinturas en Buenos Aires, Nueva York, San Francisco, Madrid, Berlín y Bruselas, y ahora lo traigo a esta feria.

PseudoCromático

Sus figuras vivaces y de fuertes colores aparentan ser completamente abstractas a primera vista. Pero si miramos de forma más cuidadosa vemos que allí se esconden imágenes y personajes típicos de los pueblos originarios latinos como los Incas, Mayas y Aztecas.

Mr. Teko

Lo que hace este artista es pop tropical. Criado en Brasil, ha vivido en una gran cantidad de países durante su vida y destila esa experiencia internacional en su estilo artístico único. En ese estilo está muy presente también su actual fijación por los piñas, icono superior de sus influencias latinas.

Libertad, PseudoCromatico

¿Qué otras galerías y artistas nos aconsejarías seguir a partir de ahora?

En Berlín hay una galería que es de mis favoritas, cuya programación sigo muy de cerca: Art Von Frei. La directora Eva Moll organiza algunas de las exhibiciones más entretenidas de la ciudad.

En cuanto a Bruselas, el marchante y galerista Jonathan Kugel abrió recientemente una galería a la cual fui personalmente para conocerla. Tiene grandes planes futuros y promete ser una de las propuestas más interesantes de la capital belga.

Respecto a los artista, recientemente conocí a un dúo llamado Guillermo y Amanda que trabajan en colaboración. Su obra es enérgica, rebosante de colores y poder. Estoy muy feliz de poder empezar a representar su obra.

Y, por último, ¿qué planes futuros tienes en mente?

Me gustaría seguir expandiendo el proyecto en Europa. De hecho, si surge la oportunidad me encantaría la posibilidad de exponer en Madrid. Adicionalmente planeo invertir mucho en la venta de obra online este año; considero que Internet no es una plataforma usada suficiente por las galerías tradicionales.

¡Muchas gracias Stephan!
Si queréis conocer más su espacio, 
no dudéis en visitar Hybrid Art Festival.